Características de las serpientes

5/5 - (1 voto)

Comparta con familiares y amigos:

5/5 - (1 voto)

Las serpientes son animales antiguos que se cree se originaron en el actual continente africano, también se piensa que estas son descendientes de los reptiles y se favorecieron con la extinción masiva ocurrida en la Era Mesozoica, desde allí han atravesado un largo proceso de adaptación y evolución para lograr esa fascinante y característica anatomía. Te hablaremos sobre las Características de las serpientes.

Estas no sólo han tenido una tormentosa relación física con los seres humanos, sino también literaria, muchas personas le asocian connotaciones negativas en base a relatos, como el muy conocido pasaje bíblico de Adán y Eva, donde se retrata a estos animales como seres símbolos del engaño y culpa, que ocasionaron el destierro y expulsión del paraíso.

No obstante otras civilizaciones le han otorgado distintas implicaciones, que muchas veces han sido contrarias entre sí, por ejemplo, las serpiente son animales presentes en el símbolo de la medicina y farmacia, como signo del poder del veneno quien es tan versátil como para curar o matar y debe ser manejado con cuidado, para otros autores representa la sanación y renovación, ya que las serpientes mudan la piel. Lo cierto es que las características de las serpientes, las hacen animales asombrosos que deslumbran y atraen constantemente la atención del ser humano.

Características de las serpientes

Características de las serpientes

La palabra serpientes es una denominación común para referirse a un conjunto de especies pertenecientes al suborden de los Saurópsidos, grupo que comprende la mayoría de aves y reptiles, y a los Diápsidos, subconjunto de reptiles que se identifican por poseer dos aberturas o fosas temporales en el cráneo, como el caso de los cocodrilos y por supuesto de las serpientes.

A pesar de las interrupciones en el registro fósil de las serpientes, para muchos autores este particular tipo de reptiles, empezó a evolucionar desde hace aproximadamente unos 115 millones de años, cuando el continente Africano y Suraméricano estaban conectados, es decir, que las primeras serpientes o serpientes primitivas pertenecen al periodo Cretácico, ultima división de la Era Mesozoica, fragmento del tiempo geológico, donde los reptiles eran la forma de vida dominante, en especial los famosos dinosaurios. Mira otras Características de las serpientes.

Taxonómicamente las serpientes pertenecen al Dominio Eucariota, Reino Animalia, Filo Chordata, Subfilo Vertebrata, Clase Suropsida, Subclase Diapsida, Superorden Lepidosauria y Orden Squamata. Una de las principales características de las serpientes es que son apodas, es decir, que no poseen extremidades, anatómicamente se basan en un cuerpo de forma alargada y estrecha que facilita la locomoción tanto en el medio acuático como terrestre, una cabeza aplastada de forma ovalada o triangular, cráneo cinético, boca grande con mandíbulas principalmente unidas por músculos, y la ausencia de oído externo y de membrana timpánica.

Poseen una característica lengua bífida, la cual al moverse en el aire, recoge partículas odoríferas, las mete en la boca y de allí pasan al sistema vomeronasal u órganos de Jacobson, para proceder a trasmitir la información al encéfalo, donde los olores serán identificados e interpretados. En otras palabras, su lengua es la principal herramienta para percibir los olores del ambiente, lo que le permite detectar las señales químicas de presas, depredadores o parejas y define en gran medida la conducta de estos animales.

Los ojos de las serpiente y en particular su cornea están protegidos por una membrana transparente, que unida a la falta de movilidad en su globo ocular, producen esa sensación intrigante y fría mirada que algunas personas califican de aterradora. Así mismo, su piel está totalmente de cubierta por escamas, pequeñas placas o laminas aplanadas que crecen en la dermis de algunos animales, mecanismo producto de la evolución y adaptación que tiene como propósito proporcionarle protección y aislamiento a ciertos seres vivos, especialmente peces y reptiles.

En el caso de las serpientes, las escamas que están constituidas por queratina, con el fin de brindarles flexibilidad, estas varían en tamaño y forma según la especie, protegen su cuerpo, reducen la fricción, facilitan la locomoción, regulan la humedad e incluso en algunos casos ayudan al camuflaje. Cabe destacar que nuevas escamas crecen constantemente bajo las antiguas, por ello tienden a mudar la piel periódicamente, con el objetivo de curar heridas y eliminar ciertos parásitos, la frecuencia del evento depende de la especie, las dimensiones y la edad del ejemplar, Algunas lo realizan cada 20 días y otras una vez al año.

En la dermis se encuentran los cromatóforos, células portadoras de los pigmentos que le proporcionan esos llamativos colores y las hacen tan estimadas en la marroquinería para la confección de zapatos y bolsos. Es así como las serpientes representan un grupo variado conformado por más de 400 géneros y 3100 especies extendidas en el planeta, cada serpiente posee sus propias características y particularidades que le permiten adaptarse y sobrevivir en el medio, por lo cual es de esperarse que su hábitat sea realmente variado.

Se desarrollaron a nivel global, pero al ser animales de sangre fría es evidente que no se distribuyan por la zona Ártica y Antártica, ya que a pesar de que resisten un importante rango de temperaturas, estas se encuentran principalmente en áreas tropicales y subtropicales.

Reproducción de las serpientes

Reproducción de las serpientes

En cuanto a las características de las serpientes, que se creen se originaron en África, varían mucho con base a las distintas especies, el peso puede ir desde 200 g hasta 100 kg, tamaños desde los 10 centímetros hasta los 10 metros, y una esperanza de vida que va desde los 6 hasta los 40 años. Entre las serpientes más largas del mundo se encuentran la pitón reticulada y la anaconda verde, ambas varían en peso, pero por lo general compiten en longitud superando los 10 o 12 metros, e incluso hay reportes de una pitón que sobrepaso los 14 metros.

Por otro lado, las serpientes más pequeñas del mundo apenas suelen alcanzar los 10 centímetros de longitud y pueden ser tan delgadas como un espagueti, esto no es más que el reflejo de la increíble biodiversidad de especies que existen. Las serpientes emplean fertilización interna, después de una particular copula tiene lugar la reproducción que es principalmente ovípara, una modalidad que consiste en la colocación de huevos en un medio externo, en este ocurre el completo desarrollo embrionario antes de la eclosión, la mayoría de ejemplares lleva a cabo esta modalidad.

No obstante la boa y la serpiente de cascabel, son ovovivípara, es decir, que efectivamente ponen huevo, pero estos se mantienen en el interior de la hembra hasta que el embrión se haya desarrollado totalmente. Además se han reportado especies de serpientes vivíparas en las cuales se ha formado una placenta muy primitiva e incluso existen especies como la serpiente de cobre que logran multiplicarse por reproducción asexual, sin fertilización ni la participación de un compañero, mediante un proceso conocido como partenogénesis.

La reproducción ocurre en épocas de primavera y verano, pero esto puede cambiar con base a la disponibilidad de alimentos y las variaciones climáticas que se puedan presentar, una vez iniciada la época de reproducción, los machos se pelean entre ellos para decidir quién se apareara con la hembra, terminado el apareamiento el macho continua con su camino y la hembra adopta un cierto comportamiento que generalmente es hostil. Seguidamente ocurre la puesta de los huevos, usualmente en lugares cálidos como nidos, para dar paso a la incubación que dura en promedio entre 2 y 5 meses, culminado este lapso de tiempo los embriones estarán listos para eclosionar y empezar a valerse por sí mismos.

Conoce la reproduccion de otros animales. como las mariposas.

Nutrición y mecanismos de defensa de las serpientes

Nutrición y mecanismos de defensa de las serpientes

En las características de las serpientes destaca que llevan una dieta carnívora, es decir, que se nutren por medio de la ingesta de carne, ya sea proveniente de otros seres o de carroña. Es así como su dieta se fundamenta en devorar mamíferos, aves, insectos, anfibios e incluso peces, además se han evidenciado casos donde se comen a otros ejemplares de la misma especie, consumiendo a su víctima entera ya que no cuentan con las estructuras necesarias para masticarla, presas que usualmente superan su tamaño. Mientras se realiza el proceso de digestión es usual que se mantengan inmóviles, para recuperar la energía gastada en la caza, haciendo frente a un animal entero que durara un buen tiempo en digerirse, por lo que pueden pasar meses sin alimentarse.

Las serpientes engullen sus presas enteras, pero el tamaño del animal que ingieran depende de sus requerimientos alimenticios, capacidades, tamaño y hábitat, desde grandes animales como antílopes o hasta pequeños sapos, ratones e incluso insectos. De igual forma también varía el método o mecanismo que se empleara para la caza, ya sea utilizando veneno, dominación mandibular, o por constricción. Se estima que sólo el 10% de las serpientes son venenosas, es decir, que del total de especies sólo unas 600 especies poseen veneno, pero aunque no sea un porcentaje tan alto, muchas de estas cuentan con un veneno es sus colmillos, que le posibilita movilizar y matar a su presa en tan sólo minutos.

Del total de especies venenosas sólo un 20% está en capacidad para ser perjudiciales o letales para el ser humano, pero aunque no sean mortales muchas mordidas deben ser atendidas medicamente, es complicado definir la especie más venenosa, ya que existen muchos criterios a tomar en cuenta, pero destacan la serpiente marina de pico (Enhydrinaschistosa) y la Taipan (Oxyuranus), especialmente esta última, quien es capaz de inyectar unos 60 mg de veneno.

Por otro lado, otras especies matan sus víctimas por medio de constricción, es decir, un método de estrangulamiento que emplean ciertas ejemplares, asfixiando sus presas para luego devorarlas, abriendo sus mandíbulas inmensamente. Mecanismo muy utilizado por las serpientes que carecen de veneno, pero algunas serpientes venenosas o levemente venenosas también emplean esta estrategia, retorciendo sus presas en anillos. Algunos individuos que la usan son la pitón reticulada y la anaconda.

Conclusión

Las serpientes son un conjunto de individuos que abarcan más de 3100 especies extendidas en el planeta Tierra, especies que se han adaptado a diversos climas y ecosistemas tanto terrestres como acuáticos, distribuyéndose globalmente excepto en las extremadamente bajas temperaturas de las zonas Árticas y Antárticas, ya que las serpientes se adaptan mejor a las temperaturas altas que a las bajas, pero en general se encuentran en climas tropicales y templados.

Así mismo, son animales de reproducción sexual por mecanismos ovíparos y ovovivíparos, con un tiempo de incubación que varía entre los 2 y 5 meses, aunque hay algunas especies que desarrollan reproducción asexual por medio de partenogénesis. Una de las principales características de las serpientes es que no poseen extremidades, ya que constan de un cuerpo alargado y cabeza plana, gran mandíbula, lengua bífida y una particular piel escamosa que desarrolla asombrosas funciones, la cual mudan periódicamente y la usan con distintos fines, desde emplearla como método de camuflaje hasta reductor de la fricción, facilitador de la locomoción y para eliminar parásitos de la piel.

De igual forma las serpientes llevan una dieta carnívora, donde matan a sus víctimas por envenenamiento, dominación mandibular o por constricción, aunque no importa cuál sea el mecanismo, logran devorar presas gigantes y cazar de forma excelsa.

Comparta con familiares y amigos:

Artículos relacionados

Arañas rojas minusculas en casa

Arañas rojas minusculas en casa

Las enfermedades de transmisión (O enfermedades transmisibles) ocasionan muchas veces una carga de morbilidad o de mortalidad en el continente americano. La cantidad de defunciones debido a una enfermedad de transmisión es alta en comparación con otro tipo de enfermedades. Hoy te enseñaremos sobre las características de las enfermedades transmisibles.
Cuando se trata de la definición de estas enfermedades, su explicación puede ser sencilla y concisa: Enfermedades que podemos transmitir a otras personas. Se pueden transmitir de manera directa o indirecta y no siempre es necesario el contacto físico para contagiar a otra persona con tu misma enfermedad.

Luna más grande del sistema solar

Luna más grande del sistema solar

Ganímedes es la más grande de las lunas de Júpiter, además es la más grande del sistema solar con un diámetro de cinco mil doscientos sesenta y dos kilómetros, aproximadamente tres mil doscientas ochenta millas, por lo que si Ganimedes orbitase alrededor del sol en vez de hacerlo alrededor de Júpiter, esta podría ser clasificada como un planeta, al igual que Calisto, Ganimedes está compuesto de un núcleo rocoso con un manto de agua y hielo y una corteza de roca y hielo, además el manto de Ganimedes está compuesto probablemente de hielo y silicatos, su corteza es una gruesa capa de agua congelada. Te hablaremos sobre la Luna más grande del sistema solar.

Misterio del triángulo de las bermudas

Misterio del triángulo de las bermudas

Desde mediados del siglo pasado se empezó a hablar de las desapariciones de barcos y aviones en el Triángulo de las Bermudas, son muchas las investigaciones y teorías que se realizan permanentemente algunos especialistas afirman que las responsables de las catástrofes sucedidas en el triángulo de las bermudas serían unas olas gigantes que pueden superar los 30 metros de altura, son una especie de olas relámpago que duran muy poquitos minutos pero debido a sus características son capaces de hundir rápidamente grandes buques y aviones, que desaparecerían sin dejar rastro, su origen estaría en las violentas tormentas que se forman en esta zona del océano. Te hablaremos sobre el Misterio del triángulo de las bermudas.