Como Hacer una Carta de Renuncia

Comparta con familiares y amigos:

Renunciar a un trabajo, independientemente ha sido tu empleo de hace años o lleves unos meses en este lugar, siempre será un tema un tanto incómodo, iniciando desde el hecho de que quien te ha contratado ha tenido ese voto de confianza en tí, por lo cual decirle adiós es un tema que se debe de tratar con el debido cuidado. Te enseñaremos como hacer una carta de renuncia.

Para saber como hacer una carta de renuncia primero tenemos que saber los tipos de renuncia hay, ya que dependiendo de estos, el contenido de la carta debe de variar, informarte sobre la información que debe de llevar, a quien debe ir dirigido y sobre todo, el cuidado que debes de tener al momento de explicar tus razones.

En el mejor de los casos, como hacer una carta de renuncia es tan fácil como primero, preguntarle al área de recursos humanos si tiene algún lineamiento para la redacción de esta según las políticas de la empresa, o bien te explicarán los datos que necesitan que contengan.

Debes saber como redactar esta carta porque si redactas mal o tu tono es de enfado, puedes incluso quedar muy mal y ser juzgado por las personas con las que trabajaste, lo cual no es bueno. Aquí te enseñaremos cómo redactar una carta de renuncia.

CONSEJOS IMPORTANTES PARA SABER COMO HACER UNA CARTA DE RENUNCIA

Consejos importantes para saber como hacer una carta de renuncia

A partir de acá, para entendernos de una mejor manera, sin confundirnos en términos legales, llamaremos a la empresa, persona o entidad que contrató por los servicios que una persona ofrece de manera profesional EMPLEADOR. A la otra parte, el mejor término sería llamarle colaborador pero sabemos que no se entiende, así que comenzaremos a llamar a la persona que presentará la carta de renuncia como EMPLEADO.

Ya sea para cambiarnos a un mejor trabajo, insatisfacción laboral, razones personales, por estudio, empezar un emprendimiento o incluso por ser forzado a tomar la decisión por parte del empleador (ya hablaremos de eso en los tipos de renuncia) la renuncia debe ser un paso formal, que incluso sin haber un contrato que lo exija, es una acción que el empleado debe de llevar a cabo de manera adecuada.

¿Qué es una renuncia? Es cuando el empleado expresa a su empleador que no se desea continuar con la relación laboral o las actividades por las que fué contratado. Por lo que entenderás ahora, independientemente de si tu trabajo es “sencillo”, estás en un puesto de mando medio o incluso jefatura, debes de avisar con anterioridad suficiente a tu empleador para que tus responsabilidades puedan ser debidamente delegadas a alguien más o la empresa decida que pasará con ello. Por esto primero debes infórmate cuántos son los días que por ley debes presentar la carta de renuncia (preaviso en ocasiones), en algunos países se pide usualmente 15 días, a menos que tu puesto sea un mando alto a quienes a veces se solicita 30 días de preaviso.

En ocasiones el tiempo de anticipación con el que debes presentar tu renuncia (antes del día que debes terminar estas actividades laborales), no se determina por el tipo de puesto, sino por el tiempo que lleves laborando en esta empresa o entidad.

Para saber todo esto, acércate al ministerio de trabajo en tu país o a la entidad que regula las leyes laborales en donde te encuentres, ya que ellos te pueden informar todo, entregarte formatos de preaviso de renuncia, cálculos de cuanto se te debe pagar, indemnizaciones y los tiempos de anticipación con los que debes avisar.

Aunque tu trabajo o el contrato no requiera aviso, eso quiere decir que puedes terminar la relación laboral de un día al otro, lo cual no recomendamos, lo mejor es que avises consciente de lo que puede ser difícil encontrar un reemplazo para tu empleador.

Mira el Trabajo desde casa, lo que es la nueva realidad.

TIPOS DE CARTA DE RENUNCIA

Tipos de carta de renuncia

Una vez tenemos todo lo anterior claro, para saber como hacer una carta de renuncia debemos conocer los tipos de cartas que existen, para saber cual es la que debes o deseas presentar en tu caso.

Esperando que la renuncia sea por decisión tuya, la carta de renuncia voluntaria es cuando se expresa que es una decisión del empleado renunciar a dicho rol o cargo. En caso contrario, debe ser un despido tramitado por la empresa.

Debemos aclarar que como lo hemos comentado con anterioridad, nadie debe forzar a nadie a hacer una carta de renuncia voluntaria si es el empleador quien te obliga a presentarla, ya que esto puede conllevar que incluso se te pague menos, en ese caso te aconsejamos acercarte a una entidad que ampare las leyes de los trabajadores.

En ocasiones, se le solicita al empleado firmar una carta de renuncia para beneficio de ambas partes, por ejemplo, si el despido se quiere realizar por bajo rendimiento o alguna otra razón que sea culpa del empleado directamente, para mantener las referencias laborales y la relación con tu empleador de manera cordial se pide la renuncia voluntaria en lugar de un despido. Acá puede ser algo a evaluar ya que si bien, puedes perder algo de dinero, pero puedes mantener a tu empleador como referencia laboral o incluso prevenir que comente las razones del despido, pero en este caso debes dejar esto explicado en tu carta, algo como: “he decido renunciar a mis labores por mutuo acuerdo…”.

La carta de renuncia con preaviso, es la cual tu comentas cuando es el día que deseas dejar tu trabajo con un tiempo de anticipación, la cual expresas tus motivos si deseas (razones de salud, ambiente laboral, crecimiento profesional, etc). Está de alguna manera dá la oportunidad a recursos humanos de hablar contigo para determinar la razón de tu renuncia y ver si es posible negociar que declines de renunciar con alguna mejoría de salario o mejorar algo que te ayude a permanecer trabajando dentro de la empresa.

La carta de renuncia irrevocable es la solución a esto, si lo que deseas es que la empresa no haga intentos de retenerte o negociar contigo, esta es la que debes presentar, basta con colocar dentro de la carta “presento esta carta de renuncia irrevocable” y explicar tus razones si así lo deseas.

REDACTANDO LA CARTA DE RENUNCIA

Redactando la carta de renuncia

El “Como hacer una carta de renuncia” lógicamente la base es la de una carta normal, que tenga los datos que el ministerio de trabajo o la empresa te solicite, las cuales por lo general serán los siguientes:

– Lugar y fecha en la que se redacta y entrega la carta.

– Nombre del empleador, empresa o entidad que nos contrató.

– Dirección física del lugar de trabajo.

– Asunto (en este caso será “carta de renuncia”).

– Saludo inicial. El cual irá dirigido al jefe inmediato de la forma más habitual, a menos que se solicite ser dirigido a otra área, será al jefe de esta. Se puede iniciar con un: Estimado (a) Sr. (Sra.) Nombre y apellido. Claro, si se tiene esa cercanía. Si no solo Sr. (Sra.) Nombre y apellido es suficiente. Si no se sabe a quién va dirigido, solamente coloca: A quien interese.

Ahora vamos a lo más interesante ¿Que contiene la carta?

– Contenido de la carta.

Comenzaremos con la explicación de la razón de la carta, en este caso será de la siguiente manera:

Reciba un cordial saludo. El motivo de la presente es para informarles que he decidido renunciar a mi cargo de [cargo desempeñado] como último día [día que se pretende dejar de trabajar] por los motivos de [colocar los motivos si así se quiere, como: crecimiento laboral, motivos personales, entre otros.].

Luego, coloca una frase que exprese que estás consciente de lo beneficioso que ha sido para tí laborar en este lugar, a pesar que hayas tenido tropiezos o que no lo sientas realmente, esto dará un aspecto de tí muy bueno. Ejemplo:

Primero que nada deseo expresar mi gratitud por la oportunidad que se me ha otorgado de trabajar en conjunto en [Nombre de la empresa], lo que hace que la decisión que he tomado sea más difícil.

Finalizando, deja en claro un agradecimiento y tu disponibilidad para cualquier cosa que requiere tu intervención, escribe algo como: Agradecido por su confianza en mí, me pongo a disposición de cualquier actividad que facilite a ustedes mi partida.

– Firma del empleado que entrega la carta. Luego de un “Atentamente,” coloca tu nombre completo y si lo requieren así, tu número de identidad y tu firma.

Conclusión

Esperamos que nuestros consejos te sirvan para ver toda la perspectiva que implica el renunciar, ya que no importa que tan alegre te sientas porque de una vez dejarás a ese jefe insoportable, no verás a ese compañero fastidioso, al equipo que te puede haber hecho sentir que no eras parte de ellos o esas actividades que tu sientes que no eran tu responsabilidad, el hecho de renunciar de la manera más elegante y amable posible habla muy bien de tí. Además debemos admitir que el presente lo sabemos, pero el futuro es incierto, puede ser que un día puedas necesitar a alguien de esta empresa, es mejor prevenir que lamentar, más aún si te mueves en un mismo sector de empresas, es fácil pedir referencias de tu trabajo.

Como sea, recuerda que esta carta por cualquier cosa, debes guardar una copia original firmada por alguien a quien se la entregues o el sello de tu empleador, por cualquier problema que pueda ocurrir.

Hay muchos descargables en Word que puedes buscar en línea, pero esperamos que nuestro formato te sea de utilidad por si en estos documentos no viene toda la información porque es un proceso delicado.

¡Buena suerte en tus decisiones y sigue adelante, creciendo siempre!

Comparta con familiares y amigos:

Artículos relacionados

No sé qué hacer con mi vida profesional

No sé qué hacer con mi vida profesional

Las enfermedades de transmisión (O enfermedades transmisibles) ocasionan muchas veces una carga de morbilidad o de mortalidad en el continente americano. La cantidad de defunciones debido a una enfermedad de transmisión es alta en comparación con otro tipo de enfermedades. Hoy te enseñaremos sobre las características de las enfermedades transmisibles.
Cuando se trata de la definición de estas enfermedades, su explicación puede ser sencilla y concisa: Enfermedades que podemos transmitir a otras personas. Se pueden transmitir de manera directa o indirecta y no siempre es necesario el contacto físico para contagiar a otra persona con tu misma enfermedad.

Qué hacer si trabajas más de 40 horas semanales

Qué hacer si trabajas más de 40 horas semanales

Las enfermedades de transmisión (O enfermedades transmisibles) ocasionan muchas veces una carga de morbilidad o de mortalidad en el continente americano. La cantidad de defunciones debido a una enfermedad de transmisión es alta en comparación con otro tipo de enfermedades. Hoy te enseñaremos sobre las características de las enfermedades transmisibles.
Cuando se trata de la definición de estas enfermedades, su explicación puede ser sencilla y concisa: Enfermedades que podemos transmitir a otras personas. Se pueden transmitir de manera directa o indirecta y no siempre es necesario el contacto físico para contagiar a otra persona con tu misma enfermedad.

Seguridad Laboral

Seguridad Laboral

Cuando iniciamos a trabajar en una empresa, no solo vamos a ejecutar funciones en un cargo y desempeñarnos profesionalmente con éxito, sino también la empresa debe velar por nuestra seguridad, debe tener normas y buenas condiciones para que los trabajadores puedan desarrollarse de manera segura, existen ciertas medidas a las que llamamos seguridad laboral, ella se encarga de la prevención de riesgos de todos los trabajadores, su meta es lograr que se tomen todas las medidas respectivas para que el trabajador no tome riesgos innecesarios y su salud e integridad física no se dañe. En esta prevención se aplican procedimientos y técnicas necesarias para eliminar cualquier riesgo que produzca un accidente y se vea involucrado el trabajador. Esto se realiza a través de la seguridad laboral.