Cómo Hacer una Introducción

5/5 - (1 voto)

Comparta con familiares y amigos:

5/5 - (1 voto)

¿Cómo hacer una introducción? Cautivar al lector de un texto debe ser uno de los primeros objetivos de un escrito de tu autoría de cualquier índole; la intención es persuadirlo, engancharlo e incluso emocionarlo apenas lea las primeras líneas escritas. Estas intenciones puedes cumplirlas en el primer párrafo o introducción.

Desde luego que, deberás tener en cuenta que tus lectores, en principio, comprendan el mensaje escrito en esa introducción. No serviría de nada hacer que se interese a leer el texto gracias al título o a las primeras palabras, si este posee errores ortográficos o las ideas carecen de coherencia gramatical.

Una introducción tiene como objetivo suministrar información suficiente del tema determinado a los lectores, de modo que, les permita comprender el propósito del escrito, la intención del autor, la importancia de la idea principal o lo que justifica la realización de lo plasmado.

También, debes tener en cuenta que si por ejemplo se trata de un proyecto de investigación o ensayo académico debes mencionar las pautas metodológicas que seguiste y será en el desarrollo del escrito en el cual ampliarás esa parte de la información. ¿Cómo hacer una introducción?

Sin embargo, la introducción debe verse como un texto que invita al lector a adentrarse en el cuerpo del escrito, mencionándole brevemente algunas de los subtemas que encontrará ampliados más adelante. Mira Cómo hacer una introducción.

SIGUE ESTOS PARÁMETROS

Cómo hacer una introducción

Antes de saber cómo hacer una introducción, debemos analizar algunos puntos importantes. Hay autores que consideran que la introducción puede tratarse de un resumen de todo el texto, no obstante, lo que debes prever es que ese texto inicial muestre al lector una antesala o mención de ideas que le permitan contextualizarse respecto a lo que encontrará en el cuerpo o desarrollo del escrito. ¿Cómo hacer una introducción?

Indistintamente que el texto sea académico, un informe de gestión a entregar en tu trabajo o meramente literario, debes ceñirte a los siguientes parámetros que te ayudarán a redactar una introducción inteligible y concreta.

Contextualiza al lector

Esta primera recomendación o pauta a seguir involucra que presentes el tema a los lectores, es decir, que expliques de qué trata el escrito. Se trata de un proceso similar a la de una presentación personal. Por ejemplo, cuando una persona es convocada a dictar una ponencia o a hablar de un tema determinado, lo primero que realiza es una presentación de quién es, de modo de hacer que su público entienda por qué está allí parado frente a ellos.

De este modo, cuando se escribe una introducción el primer parámetro a seguir es que claramente muestres el tema principal, que sea presentado a los lectores a través de una redacción sencilla, clara y directa, permitiéndoles comprender de qué tratará en términos generales el escrito. Ya sabes Cómo hacer una introducción.

Presentarles el tema permitirá que se contextualicen en un primer paso respecto al tema. Por ejemplo, si la idea principal de tu texto se refiere al “emprendimiento por parte de jóvenes”, en la introducción debes procurar que esto quede claro, que los lectores conozcan qué es el emprendimiento y que este es desarrollado por personas concebidas como jóvenes.

Incluso, puede resultar conveniente que se ofrezca una breve definición o conceptualización del tema, ocasionando que los lectores continúen la lectura habiendo comprendido lo que es el tema principal.

En un segundo paso, para continuar contextualizando a los lectores se recomienda ofrecer unas características, causas, consecuencias o algún aspecto importante relacionado con el tema principal que tus autores deban conocer. Esto les permitirá comprender el impacto o importancia del tema.

De hecho, para saber cómo hacer una introducción, puedes explicar por qué ese tema es importante, por qué fue necesario abordarlo en ese escrito, además, si tiene alguna influencia en el autor o en un público específico, puede mencionarse en esta parte, destacando cómo lo afecta o beneficia.

RECOMENDACIONES

Recomendaciones

Siguiendo con los pasos de cómo hacer una introducción, se considera apropiado mencionar a algunos autores en la introducción, bien sea para conceptualizar el tema o al referirse a algunas características, causas o consecuencias. Seguir esta recomendación permitirá que el texto adquiera confianza y credibilidad por parte de los lectores, lo cual hará que posiblemente continúen con el resto de la lectura y tu texto haya adquirido valor.

A la hora de escoger los autores o fuentes, procura que sean personas o instituciones con pertinencia y relación directa con el tema, que ostenten la figura de expertos en el área, de esta manera, le estarás diciendo a los lectores que citas a esas fuentes porque conocen a nivel profesional de la idea principal y/o poseen experiencia o permiso para referirse a ella.

Profundiza en la intención de tu escrito

Anteriormente, probablemente mencionaste el propósito del escrito, su finalidad o qué te motivó a escribir acerca del tema principal. Sin embargo, cerciórate que en los primeros párrafos solo hayas comentado acerca de este punto, ya que en los siguientes lo que sigue es enfatizar acerca del porqué de tu escrito.

Por ejemplo, si en los primeros párrafos mencionaste que el escrito acerca del “emprendimiento por parte de jóvenes” se plasma a través un ensayo académico para cumplir con una actividad evaluativa en la universidad, en los siguientes párrafos enfatizarás respecto a esa finalidad respondiendo a las pautas o ítem exigidos por la institución a la cual presentarás tu texto.

Es decir, podrás referirte a las limitaciones, justificaciones o enfoques que desarrollarás en el escrito de acuerdo a lo exigido por la universidad. Ahora bien, una introducción y texto en general no solo puede redactarse con fines académicos, también puede hacerse con fines laborales, profesionales o informativos, por ejemplo, para la entrega de un libro o producto periodístico.

Si el objetivo es más profesional y/o laboral se recomienda que expliques cuál es la relación de ese tema con tu cargo o figura dentro de la organización con la que te identifiques. Seguidamente, se sugiere destacar cómo te impacta positiva o negativamente, por qué es relevante para tu área profesional y qué aportes quieres que el texto genere una vez se finalice.

Cuando se habla del ámbito profesional en una introducción, en algunas ocasiones se vincula también el criterio personal de quien escribe, ya que se suele denotar que la importancia del escrito incide no solo en quien ostenta una formación o experiencia en un área, sino que, además, genera reflexiones personales del autor del texto.

Mira cómo hacer una portada.

EVITA JUICIOS DE VALOR

Evita juicios de valor

Una de las características que debes saber si quieres entender cómo hacer una introducción, es que se debe evitar caer en juicios de valor u opiniones que desvíen la intención del escrito o hieran susceptibilidades de lectores identificados con ciertas perspectivas del tema. Se trata más bien de que el autor señale cómo cree que el tema le impacte como persona, como ciudadano, asomando una posible motivación para la redacción del escrito.

Si se trata de un libro o producto periodístico, informativo, es decir, que va dirigido a muchas personas de diferentes orientaciones ideológicas, se sugiere que esa contextualización señala que el objetivo es ofrecer diferentes criterios teóricos y visiones de varias fuentes, con el objetivo de que sea el lector quien desarrolle sus propias conclusiones del tema.

Destaca cuáles métodos emplearás

Ya sea con fines académicos, profesionales, laborales o con fines informativos, todo escrito formal que involucre una introducción, desarrollo y conclusión deberá mostrar que el autor siguió unas pautas o métodos para desarrollar su investigación.

Algunos de los métodos que aplican para un escrito de diferentes naturalezas indican la aplicación de instrumentos para recopilar datos, como las entrevistas, encuestas o cuestionarios, grupos focales, revisión documental, observaciones directas.

Es importante que en la introducción se mencione si el objetivo del texto exigirá el uso de algunos de esos instrumentos. Asimismo, puede que el escrito requiera de la aplicación de modelos de investigación, revisión teórica determinada y algunas formas para analizar los resultados que surgirán. También conviene mencionar a modo de resumen los pasos que requerirán estos ítems.

Señalar en una introducción la naturaleza metodológica les dirá a tus lectores que tu escrito refleja una seriedad y rigurosidad, por lo cual planeas que confíen en el proceso que seguirás porque tu objetivo es cumplir con una investigación, mostrar hallazgos o resultados concretos.

Al tratarse de un enfoque laboral, profesional o con fines informativos, seguramente necesitarás emplear –de igual forma- algunos de los métodos descritos anteriormente o simplemente una amplia revisión documental o la ejecución de entrevistas a fuentes vinculadas con el tema de tu escrito. En este caso, también es conveniente adelantarles a los lectores que emplearás ese método para mostrar las diferentes opiniones y criterios de expertos acerca de la idea de tu texto.

Incluso puedes contemplar la opción de analizar casos reales que denoten testimonios, cifras o datos de gran valor cualitativo que le informen al lector que en el desarrollo del escrito encontrará tales informaciones orientadas a mostrarles un panorama amplio del tema principal.

Conclusión

Cualquiera que sea el método a cumplir y que menciones en tu introducción arrojará unos resultados. Pero, ¿qué harás con esa información? Es menester que tu público conozca que tales resultados permitirán cumplir con el objetivo principal de tu texto. Por eso, antes de plasmar la utilidad de ellos para con tu escrito, imagina un poco los diferentes resultados que obtendrías, formula hipótesis considerando varios casos y cerciórate que cualquiera de ellos te permita cumplir con tu propósito inicial.

Por ejemplo, si tu tema central basado en el “emprendimiento en jóvenes” tiene como objetivo principal analizar cómo ha sido ese fenómeno en una determinada región o país, debes procurar aplicar los métodos de investigación idóneos que te arrojen resultados concretos y te permitan responder a tu tema de estudio.

Finalmente, debes evaluar la forma de citar tanto en la introducción como en el texto en general, ya que podrías basarte en las Normas APA o en las reglas básicas de citación de autores, la misma que aplican en los medios de comunicación. Revisa que tu introducción haya cumplido con todos los parámetros, con todos los detalles y todas las técnicas descritas anteriormente, pero sobre todo que proporcione atracción y comprensión al lector. Espero que hayas aprendido cómo hacer una introducción.

Comparta con familiares y amigos:

Artículos relacionados

Borrar cache en Internet Explorer

Borrar cache en Internet Explorer

Las enfermedades de transmisión (O enfermedades transmisibles) ocasionan muchas veces una carga de morbilidad o de mortalidad en el continente americano. La cantidad de defunciones debido a una enfermedad de transmisión es alta en comparación con otro tipo de enfermedades. Hoy te enseñaremos sobre las características de las enfermedades transmisibles.
Cuando se trata de la definición de estas enfermedades, su explicación puede ser sencilla y concisa: Enfermedades que podemos transmitir a otras personas. Se pueden transmitir de manera directa o indirecta y no siempre es necesario el contacto físico para contagiar a otra persona con tu misma enfermedad.

Como Sumar en Excel

Como Sumar en Excel

La suma es una operación matemática muy común, y una de las más populares en todo el mundo. Sin duda, aprender a sumar es parte vital de todos los factores de nuestra vida, por eso nos han incentivado desde pequeño para que aprendamos a sumar. Hoy te enseñaremos como sumar en Excel.

Como Sacar Porcentaje en Excel

Como Sacar Porcentaje en Excel

Muchos de nosotros, por lo general, utilizamos o hemos usado alguna vez la herramienta Excel que casi siempre está en nuestros computadores y nos ayuda permitiéndonos resolver problemas matemáticos, llevar contabilidades, hacer trabajos de cálculo, etc. Hoy te enseñaremos como sacar porcentaje en Excel.