Para Qué Sirve la Cortisona

5/5 - (2 votos)

Comparta con familiares y amigos:

5/5 - (2 votos)

Antes que nada es muy importante explicar que la cortisona es un compuesto que se deriva de una importante hormona definida como el cortisol, que participa en numerosas funciones como el metabolismo de lípidos y proteínas, además, la cortisona es un compuesto esteroideo que se puede comparar con la corticosterona, que se deriva del cortisol. Te mostraremos para qué sirve la cortisona.

En este caso el cortisol es un tipo de sustancia glucocorticoide, de una familia de hormonas producidas en las glándulas suprarrenales que participan en múltiples procesos reguladores del organismo, por ello los niveles de cortisol de una persona se pueden elevar en situaciones de estrés, por lo que es importante destacar que la cortisona participa en el metabolismo de los ácidos grasos, los hidratos de carbono e incluso de las proteínas, además de que participa en la regulación de los líquidos y electrolitos del organismo, con el fin único de conservar la homeostasis.

En el caso de pacientes con diabetes tipo dos, estos deben elegir las fuentes de hidratos de carbono complejos por encima de los simples, cada organismo produce cortisona siguiendo las indicaciones del sistema endocrino, que controla todas las hormonas funcionales, de esta manera natural, se sintetiza en el córtex de las glándulas suprarrenales. Mira Para qué sirve la cortisona.

¿PARA QUÉ SIRVE LA CORTISONA_

¿Para qué sirve la cortisona?

Muchos especialistas y gracias a diversos estudios realizados han conseguido imitar y producir artificialmente este compuesto químico, con el fin de lograr las mismas funciones, se han elaborado los correspondientes medicamentos o fármacos que proporcionan esta sustancia a los pacientes que lo necesitan, estos medicamentos pueden administrarse de forma cutánea y de forma intravenosa. Entonces nos preguntamos, ¿Para qué sirve la cortisona?

En la actualidad, los medicamentos que son capaces de elevar los niveles de cortisona en las personas, son eficazmente utilizados en el tratamiento de diversas afecciones, entre las más comunes podemos destacar, las enfermedades de la piel, las enfermedades de carácter auto inmunitario, las alteraciones respiratorias entre las que se incluye el asma y otros trastornos de tipo crónico, dolores de articulaciones, molestias que aparecen en una gran cantidad de trastornos como la artritis, el codo de tenista o la bursitis, además la inflamación o hinchazón de una determinada parte del cuerpo, pues el mecanismo o rango de acción de la cortisona trata un mecanismo de acción incluye una respuesta antiinflamatoria generalizada.

Además es utilizada para tratar las reacciones alérgicas crónicas, en distintas ocasiones los equipos médicos utilizan estos fármacos con esta hormona a modo de prevención de estas complicaciones, utilizada en patologías que afectan al aparato digestivo como la enfermedad de Crohn, en problemas relacionados con las características de los ojos, en trasplantes de una gran cantidad de estructuras corporales, en estos casos el sistema inmunitario del paciente sometido a la operación se encuentra debilitado, de esta manera se reducen considerablemente las probabilidades de un rechazo al nuevo tejido recibido.

Además la cortisona se utiliza en algunos tipos de cáncer como la leucemia, linfomas y varios tipos de tumores, los médicos la pueden llegar a administrar para solucionar la inapetencia o la falta de apetito, las náuseas y los vómitos en pacientes con estos trastornos.

Con la cortisona se reduce la actividad del sistema inmunitario, que se encarga de la defensa del organismo frente a agentes extraños, de esta manera, se genera una respuesta inmunodepresora en el paciente, es por esto que durante las situaciones de estrés prolongado somos más propensos a contraer infecciones de todo tipo.

Cuando se inhibe el sistema inmune, los microorganismos que normalmente serían eliminados por los mecanismos de defensa del cuerpo proliferan y colonizan los tejidos, por ello es importante mencionar que el uso prolongado de corticoides o las personas con inmunodeficiencia, presentan mayor facilidad para padecer infecciones producidas por gérmenes atípicos.

CARACTERÍSTICAS IMPORTANTES A TOMAR EN CUENTA

Características importantes a tomar en cuenta

Además de saber para qué sirve la cortisona, veremos que la cortisona es una hormona corticoide producida por las glándulas suprarrenales, esta se encarga de ejercer acción antiinflamatoria, por este motivo, la cortisona es muy utilizada en el tratamiento de problemas crónicos como el asma, alergias, artritis reumatoide, lupus, casos de trasplante de riñón o problemas dermatológicos.

Es muy importante destacar que este medicamento debe ser utilizado bajo la supervisión, orientación y seguimiento de tu médico especialista, ya que su uso indebido o prolongado puede causar diversos efectos secundarios, pues la cortisona, debe comprarse en las farmacias con la presentación de una receta médica.

Para qué sirve la cortisona, existen varios tipos de corticoides, los cuales son utilizados de acuerdo con cada problema, de acuerdo además de cada paciente, pues los corticoides tópicos pueden encontrarse en crema, pomada, gel o loción, y son generalmente utilizados para tratar reacciones alérgicas o enfermedades de la piel, como dermatitis seborreica, dermatitis atópica, urticaria o eccema.

Además se encuentra en corticoides orales en comprimidos, que son generalmente, utilizados en el tratamiento de varias enfermedades endocrinas, osteomusculares, reumáticas, de colágeno, dermatológicas, alérgicas, oftálmicas, respiratorias, hematológicas, neoplásicas, entre otras.

En cuanto a los corticoides inyectables están indicados para el tratamiento de casos de alteraciones osteomusculares, condiciones alérgicas y dermatológicas, enfermedades de colágeno, tratamiento paliativo de tumores malignos, entre otros.

Además su presentación varía de acuerdo a la necesidad de los pacientes pues hay corticoides para inhalar, que usados por inhalación son dispositivos utilizados para el tratamiento del asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y otras alergias respiratorias, además existen corticoides en aerosol nasal que sirven para tratar la rinitis y la congestión nasal intensa.

Existe la presentación en gotas, pues los corticoides en colirio deben ser aplicados en los ojos para el tratamiento de problemas oftálmicos, como conjuntivitis y uveítis, por ejemplo, reduciendo la inflamación, irritación y enrojecimiento.

Es importantísimo destacar que el uso de corticosteroides está contraindicado en personas con hipersensibilidad a la sustancia y a otros componentes que estén presentes en las fórmulas y en individuos con infecciones fúngicas sistémicas o infecciones no controladas.

Asimismo, los corticoides deben ser usados con precaución en personas que sufren de hipertensión, insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal, osteoporosis, epilepsia, úlcera gastroduodenal, diabetes, glaucoma, obesidad o psicosis, por este motivo deben ser utilizados sólo bajo la orientación, seguimiento y prescripción del médico tratante, en todos los casos, pues debes evitar la automedicación.

Mira qué es la aplastia medular.

LA CORTISONA ES MUY VERSÁTIL EN SU UTILIDAD

La cortisona es muy versátil en su utilidad

Finalmente, veremos para qué sirve la cortisona, en algunos ámbitos. Ya se ha comprobado que la cortisona se utiliza por los médicos especialistas como antiinflamatorio para tratar dolencias de todo tipo, puede aumentar los niveles de glucosa en sangre, es un antihistamínico potente contra reacciones alérgicas o para prevenir esas reacciones en las épocas más proclives a ello, además se utiliza en aerosoles para combatir el asma, es uno de los tratamientos más habituales de personas con cáncer, incluso para recuperar el apetito de los pacientes, sirve para aliviar el enrojecimiento de la piel o picores ante reacciones cutáneas adversas y en casos de insuficiencia suprarrenal para que el cuerpo funcione correctamente.

Efectos secundarios, atención

La cortisona claro está, tiene efectos secundarios si se realiza un tratamiento prolongado mayor a diez días, pues al utilizar este medicamento, los pacientes pueden sufrir el riesgo de padecer nuevas alteraciones inesperadas, pues normalmente, las personas no suelen desarrollar ninguna alteración si el tratamiento dura menos de 10 días, por lo que si el uso de este tipo de medicamentos supera ese tiempo, es posible que la persona experimente diversas sensaciones o síntomas.

Algunos de los síntomas mayormente destacados según los últimos estudios incluyen la Irritabilidad, náuseas y vómitos, insomnio o dificultad para dormir, formación de úlceras a nivel estomacal y sensación de ardor en este órgano, dolor de cabeza que puede aparecer junto a mareos ocasionales e incluso desmayos, retención de líquidos, que puede provocar una inflamación o hinchazón de los tobillos y los pies, además puede favorecer la formación de edemas en el organismo, algunas complicaciones relacionadas con la osteoporosis en personas mayores.

Es muy recomendable en el caso de que estés siguiendo este tipo de tratamiento, estar atento y en caso de que tengas malestar, consultar con tu médico, pues no es conveniente bajo ningún caso o aspecto ignorar las molestias ya que pueden perjudicar tu calidad de vida.

Hablar de la cortisona, es hablar de tratamientos para dolencias y afecciones específicas, siendo muy versátil y eficaz para estas, pero su uso debe ser monitoreado por el médico tratante, y sus dosis no deben exceder el tiempo de tratamiento de 10 a 15 días, de lo contrario, su uso prolongado puede traer afectaciones en la salud como el cansancio e insomnio, aumento de los niveles de azúcar en sangre, alteraciones en el sistema inmunológico, pudiendo disminuir la habilidad del organismo para combatir infecciones, agitación y nerviosismo, aumento del apetito, Indigestión, úlcera estomacal, inflamación del páncreas y del esófago, reacciones alérgicas locales, catarata, aumento de la presión intraocular y ojos saltones.

Conclusión

Se recomienda desde siempre el tratamiento con cortisona durante períodos cortos de tiempo menos de 10 máximo 15 días, salvo que sea a dosis especialmente altas, no supone ningún problema, es evidente que el riesgo aparece cuando se realizan tratamientos largos y sobre todo si las dosis son moderadamente altas.

Que ocurre en el organismo cuando se trata con cortisona en los tratamientos largos, el organismo se acostumbra definitivamente a tener un exceso de cortisol durante demasiado tiempo y puede perder la capacidad de fabricarlo por su cuenta por atrofia de las glándulas suprarrenales, en estos casos no es posible retirar la cortisona de forma brusca por el riesgo de que aparezca una crisis suprarrenal o crisis addisoniana que es una falta de cortisol que supone una grave amenaza para la vida.

Cuando se sospecha que las glándulas suprarrenales se han atrofiado, hay que realizar un descenso progresivo de la dosis de cortisona, incluso en muchos casos los médicos tratantes deben comprobar que estas han vuelto a funcionar mediante algunos test y seguimiento.

Por esta razón es conveniente están en permanente contacto con el médico especialista tratante, pues se ha comprobado que la cortisona es efectiva en el tratamiento para diversas enfermedades, también es conveniente además estar claros en su tratamiento, en sus dosis diarias y entender que los tratamientos deben ser cortos, no prolongados, pues ya se han demostrado cuales son las consecuencias que esta arroja a la salud. Espero que hayas aprendido para qué sirve la cortisona.

Comparta con familiares y amigos:

Artículos relacionados

Temperatura ideal en una casa

Temperatura ideal en una casa

Las enfermedades de transmisión (O enfermedades transmisibles) ocasionan muchas veces una carga de morbilidad o de mortalidad en el continente americano. La cantidad de defunciones debido a una enfermedad de transmisión es alta en comparación con otro tipo de enfermedades. Hoy te enseñaremos sobre las características de las enfermedades transmisibles.
Cuando se trata de la definición de estas enfermedades, su explicación puede ser sencilla y concisa: Enfermedades que podemos transmitir a otras personas. Se pueden transmitir de manera directa o indirecta y no siempre es necesario el contacto físico para contagiar a otra persona con tu misma enfermedad.

Granitos en la piel del pene

Granitos en la piel del pene

Las enfermedades de transmisión (O enfermedades transmisibles) ocasionan muchas veces una carga de morbilidad o de mortalidad en el continente americano. La cantidad de defunciones debido a una enfermedad de transmisión es alta en comparación con otro tipo de enfermedades. Hoy te enseñaremos sobre las características de las enfermedades transmisibles.
Cuando se trata de la definición de estas enfermedades, su explicación puede ser sencilla y concisa: Enfermedades que podemos transmitir a otras personas. Se pueden transmitir de manera directa o indirecta y no siempre es necesario el contacto físico para contagiar a otra persona con tu misma enfermedad.

Como quitar el agua de los oídos

Como quitar el agua de los oídos

Las enfermedades de transmisión (O enfermedades transmisibles) ocasionan muchas veces una carga de morbilidad o de mortalidad en el continente americano. La cantidad de defunciones debido a una enfermedad de transmisión es alta en comparación con otro tipo de enfermedades. Hoy te enseñaremos sobre las características de las enfermedades transmisibles.
Cuando se trata de la definición de estas enfermedades, su explicación puede ser sencilla y concisa: Enfermedades que podemos transmitir a otras personas. Se pueden transmitir de manera directa o indirecta y no siempre es necesario el contacto físico para contagiar a otra persona con tu misma enfermedad.