Por qué mi amigo ya no me habla

5/5 - (2 votos)

Comparta con familiares y amigos:

5/5 - (2 votos)

En las relaciones de amistad es importante destacar la confianza y la comunicación, y sobre todo entender que a pesar de que pueden pasar días o algunas horas sin comunicarse, la amistad y el contacto prevalecerá, algunos amigos necesitan verse casi cada día para sentirse bien, en cambio otros pueden verse una vez al mes o una vez al año y súper bien también. Te diremos Por qué mi amigo ya no me habla.

Es importante a pesar de ello que tengamos siempre la posibilidad de entablar una linda relación de amistad, donde la confianza, donde la comunicación y ese respaldo de estar en las buenas y en las malas prevalezca, pero en algunas ocasiones se dan situaciones de conflicto, y es allí donde se necesita tener la madures necesaria para enfrentar y solucionar los contratiempos, en las relaciones de amistad no todo es color de rosa y hay que tomar muy en cuenta que también pueden existir contratiempos, desafortunadamente cuando un amigo ignora a otro, o definitivamente cuando ambos se ignoran mutuamente, ante este tipo de experiencias es muy complicado saber qué hacer y cómo reconducir la situación, o incluso saber si merece la pena invertir esfuerzos para reconducida.

Es importante cuando existe algún tipo de contratiempos o malos entendidos que puedan ocurrir en la relación de amistad, que podamos finalmente establecer un contacto comunicativo a fin de solucionar las cosas.

Por qué mi amigo ya no me habla

Por qué mi amigo ya no me habla

Es importante destacar que los contratiempos con las amistades pueden convertirse en un gran problema si se deja pasar gran cantidad de tiempo y que el tiempo y el mal entendido se agraven, pues lo más recomendable en estos casos es solucionar las cosas, hablar de inmediato y solucionar la situación.

Pero cuando existe la sospecha en la que aparecen conflictos y la incomunicación de este tipo, es importante no quedarse con los brazos cruzados pues cuanto más tiempo pase, mas puede agravarse el problema, siendo el tiempo un gran detonante del mismo. Esta mál no entender Por qué mi amigo ya no me habla.

¿Por qué mi amigo ya no me habla? Si la amistad es muy valiosa para nosotros, es muy recomendable buscar la manera de solucionar, además es muy conveniente entablar una conversación a distancia o personalmente, y no permitir que el tiempo logre que se agrave la situación, es muy conveniente seguir las recomendaciones que brindan distintos especialistas y expertos a fin de dar la mejor de las soluciones y recomendaciones a esta situación con la firme intención de aclarar el asunto y de hacer que surja la reconciliación.

Es importante antes de sacar tus propias conclusiones que puedas echar un vistazo y analizar objetivamente la situación, antes que nada, analiza si existen los motivos reales para preocuparte o alarmarte por la situación, pues muchas veces el miedo a la soledad o al rechazo puede hacer que veamos falsas situaciones de peligro y aislamiento, por ejemplo, saca un estimado en horas semanales o minutos diarios con qué frecuencia interactúas con esa persona, si es mucho menos de lo que solía ser habitual hace meses, además determina si de verdad existe un aislamiento, o si lo que hay es un sustico por pensar que las cosas anden mal.

Es importante además logres determinar cuáles son esas posibles causas que existen, motivo por el cual se ha generado la discusión y el contratiempo, pues lo que genera mayor malestar en estos casos es esa famosa incertidumbre y ese malestar que surge cuando un amigo nos ignora, lo que puede hacer que logremos sentirnos un poco mal, además existe la duda de si esa interrupción abrupta en la comunicación de dos personas, se deba a algo que ha ocurrido, donde nuestro actual o nuestra reacción no ha sido la mejor, la más conveniente, ni la más correcta.

Puedes analizar más este suceso leyendo este artículo.

Analizando las situaciones, vital para conseguir las respuestas

Analizando las situaciones, vital para conseguir las respuestas

Es importante en estos casos realizar un análisis profundo del caso para saber a ciencia cierta si hay un mal entendido, un problema o una ofensa, o porque la actividad que los unía en común ya finalizó, por ello es súper clave indagar en las posibles causas, que lo han desencadenado, por ello lo más recomendable es realizar una investigación inicial, que consistirá en rechazar o confirmar alguna sospecha que tengamos acerca de lo que está ocurriendo, luego preguntarle a tu amigo que le ocurre, eligiendo un momento y un lugar adecuados, que permitan hablar con franqueza y de manera privada.

¿Por qué mi amigo ya no me habla? En las relaciones de amistad, siempre ante cualquier situación que se pueda presentar, es clave analizar lo que ocurre, con el fin de analizar las dos partes, a fin de lograr analizar cuál es el nivel de responsabilidad que tenemos, además analizar francamente si hemos tenido motivos para que se genere la enemistad inmediatamente, si hemos ofendido a nuestro amigo, además de entender si somos culpables de alguna situación, que le haya dado razones para interrumpir el trato.

Si hemos sido los protagonistas de que existan motivos y todo esto se deba a una mala acción por nuestra parte, estas retiradas de palabra son algo que nos sirve para reflexionar acerca de las implicaciones de lo que hacemos, sus efectos en el resto de personas, por ello hay que estar muy alerta de no echarse la culpa total, pues una causa podría haber provocado una reacción, por ello es viable analizar muy bien la situación.

Es importante además darnos cuenta si la amistad tiene sentido o no, pues cuando hay contratiempos, confusiones o mal entendidos, es en esos momentos en que hay que detenerse para mirar con la mejor perspectiva si de verdad tiene motivos para dejar de tratarnos, todas las relaciones de amistad tiene problemas y si de manera definitiva es más importante la relación de amistad que los problemas que puedan ocurrir, pues es allí donde definitivamente los contratiempos se pueden arreglar y continuar.

Si consideras que no había tal razón o un gran motivo para reaccionar de esa manera, toma en cuenta si vale la pena preocuparte por esa persona, que no ha valorado tu amistad, para determinar si vale la pena seguir o si no hay caso alguno para hacerlo.

Bienvenido el dialogo

Es supremamente importante después de realizar varios análisis, respecto de lo que ha ocurrido, pararse a dialogar, entablando una conversación que pueda tener un buen resultado, pues hasta aquí, o hasta este momento tu rol era de analizar recopilando información, ahora crear y proponer es la clave, coordina una reunión, y deja que se exprese, luego exprésate tú, en ese momento es clave negociar, y concretar soluciones a fin de que ambos puedan sentirse bien en el planteamiento de las soluciones y propuestas y así continuar esa relación de amistad.

Pero si por el contrario tu caso es distinto y tu amigo ya no quiere seguir siendo tu amigo, pues debes plantearte hasta que momento o punto quieres seguir insistiendo, a fin de solucionar las cosas, por ello es conveniente tener muy claro hasta donde se llega, y si ya definitivamente no hay nada más que hacer, será preferible cortar por lo sano definitivamente.

Hay muchísimos casos donde las personas sienten que no han hecho nada malo, porque tal vez, para ti no existía ninguna razón, pero créelo, si alguien te ha dejado de hablar, si un buen amigo, o una buena amistad se ha perdido y te han dejado de hablar definitivamente, es muy probable que esa razón seas tú, pues nadie te deja de hablar de buenas a primeras solo porque si, muy seguramente algo ha pasado, algo hiciste que es imperdonable, quizás haz hecho algo que molesto profundamente y por ello te han dejado de hablar.

¿Por qué mi amigo ya no me habla? Es importante destacar que olvidar o ignorar a alguien por descuido, suele ser una ofensa imperdonable, esas son las que duelen más y las que propician que alguien te ignore con tanta fuerza que nunca más puedas acercarte a ellas, como puedes observar lastimosamente muchas relaciones se dañan por omisión, olvidar a una persona o ignorarla, puede ser la razón por la que ya no quieran hablarte.

Muy seguramente en vez de preguntarte constantemente que fue lo que paso, lo más conveniente es hacer un poco de memoria y recordar con exactitud qué fue lo que le hiciste a esa persona que tanto quieres, esta pregunta es más útil, pues en la gran mayoría de los casos resulta más cómodo culpar a los demás de nuestras acciones, es evidente que en el momento que dejes de hacerlo, descubrirás que las personas se quedan a tu lado. ¿Por qué mi amigo ya no me habla?

Si tu amigo o pareja no contesta tus mensajes, lee esto.

Conclusión

Hoy en día, cuando todo es tan efímero, y hay tantas relaciones frívolas y superficiales, diversos estudios, además de los investigadores más especializados coinciden en que las amistades son la clave para la salud emocional y física a largo plazo, es un tema que, por lo general, suele preocupar a la sociedad, nadie habla de lo devastadora que puede llegar a ser la ruptura con un amigo o amiga, pero si hay gran cantidad de casos en que evidentemente si afecta una ruptura, por lo doloroso que puede llegar a ser.

Por ello es muy conveniente el valorar la presencia de tus amistades en tu vida, además de ser conveniente mirar la estabilidad de años que esta te puede ofrecer, a fin de que se genere un gran crecimiento y evolución de la misma.

Todas las relaciones, de amistad, noviazgo, matrimonio pasan por múltiples etapas y también por diversos problemas, y discusiones que inician con un simple mal entendido, por ello es necesario siempre que ocurra un contratiempo saberlo superar de inmediato, aclarando todos los puntos de vista a fin de continuar.

Es clave el valorar, además es clave ponerse en los zapatos del otro para lograr determinar cómo te gustaría ser tratado, pues el viejo adagio popular de nunca hagas a los demás, lo que no quisieras que te hagan a ti es vital. Esperamos que hayas aprendido por qué mi amigo ya no me habla.

Comparta con familiares y amigos:

Artículos relacionados

Cuando un hombre contesta rápido los mensajes

Cuando un hombre contesta rápido los mensajes

Las enfermedades de transmisión (O enfermedades transmisibles) ocasionan muchas veces una carga de morbilidad o de mortalidad en el continente americano. La cantidad de defunciones debido a una enfermedad de transmisión es alta en comparación con otro tipo de enfermedades. Hoy te enseñaremos sobre las características de las enfermedades transmisibles.
Cuando se trata de la definición de estas enfermedades, su explicación puede ser sencilla y concisa: Enfermedades que podemos transmitir a otras personas. Se pueden transmitir de manera directa o indirecta y no siempre es necesario el contacto físico para contagiar a otra persona con tu misma enfermedad.

Cómo saber si le gustas a una amiga

Cómo saber si le gustas a una amiga

Las enfermedades de transmisión (O enfermedades transmisibles) ocasionan muchas veces una carga de morbilidad o de mortalidad en el continente americano. La cantidad de defunciones debido a una enfermedad de transmisión es alta en comparación con otro tipo de enfermedades. Hoy te enseñaremos sobre las características de las enfermedades transmisibles.
Cuando se trata de la definición de estas enfermedades, su explicación puede ser sencilla y concisa: Enfermedades que podemos transmitir a otras personas. Se pueden transmitir de manera directa o indirecta y no siempre es necesario el contacto físico para contagiar a otra persona con tu misma enfermedad.

Cuando decir que estas embarazada

Cuando decir que estas embarazada

Las enfermedades de transmisión (O enfermedades transmisibles) ocasionan muchas veces una carga de morbilidad o de mortalidad en el continente americano. La cantidad de defunciones debido a una enfermedad de transmisión es alta en comparación con otro tipo de enfermedades. Hoy te enseñaremos sobre las características de las enfermedades transmisibles.
Cuando se trata de la definición de estas enfermedades, su explicación puede ser sencilla y concisa: Enfermedades que podemos transmitir a otras personas. Se pueden transmitir de manera directa o indirecta y no siempre es necesario el contacto físico para contagiar a otra persona con tu misma enfermedad.