Qué Comen las Ratas Domésticas

5/5 - (1 voto)

Comparta con familiares y amigos:

5/5 - (1 voto)

Los roedores desempeñan un papel destacado en diversos ecosistemas, en general se reconoce que muchos de ellos han sido y siguen siendo modelos de animales en la experimentación biomédica, con la que se han logrado beneficios importantes para la salud humana, además en muchos países son fuente de proteínas para la población. De esta manera, es importante señalar que no todos los roedores son ratas, ni todas las ratas son perjudiciales para los seres humanos. Te diremos Qué comen las ratas domésticas.

Las ratas son animales comunes que se han extendido a todos los continentes y distribuido en el planeta de forma masiva, debido en parte a los desplazamientos que de manera conjunta han efectuado con los seres humanos, a sus facilidades reproductivas y su dieta variada, lo que les ha hecho colonizar el mundo desde hace varios siglos. El ser humano empezó a acortar distancias a través de la navegación marina y oceánica y visitar nuevos continentes, oportunidad que también aprovecharon las ratas que se colaron en las embarcaciones, llegaron a tierra firme y demostraron su carácter cosmopolita al reproducirse y adaptarse a las nuevas condiciones sin muchas dificultades.

Con el paso del tiempo los cazadores de ratas realizaron búsquedas implacables y atraparon ratas de forma masiva, las cuales podían terminar muertas o en deportes de sangre, prácticas en las que estas eran ubicadas en espacios cerrados para apostar cuando tardaría un perro en atraparlas, lastimarlas y usualmente matarlas. Estas terribles acciones llevaron a que muchos aficionados y cazadores empezaran a recolectar algunas de ellas con características llamativas y específicas para criarlas y venderlas, lo que prolifero la aceptación de ciertas especies y variedades como mascotas y en especial la rata doméstica.

En Latinoamérica se reporta que más del 3% de las mascotas son roedores y a nivel mundial miles de personas están constantemente interesadas en indagar sobre su comportamiento, su participación en la transmisión de enfermedades y conocer que comen las ratas domésticas.

¿Qué son las ratas?

¿Qué son las ratas?

Etimológicamente el término rata proviene del latín “rattus” que de acuerdo con la RAE es un vocablo de origen onomatopéyico, estas son individuos que conforman un extenso y amplio conjunto de animales que pertenecen al Orden Rodentia, es decir, de los roedores y Suborden de los Miomorfos, donde se incluyen mamíferos como los hámsters, lemmings, gerbos, entre otros. Como roedores se caracterizan por la presencia en la boca de dos incisivos superiores y dos inferiores, grandes, fuertes y curvos, que se hallan separados de los demás dientes por un amplio espacio conocido como diastema.

Las ratas en el sistema de clasificación pertenecen al Genero Rattus, son animales que llegaron a América introducidos de forma involuntaria, que se han extendido por casi todo el planeta, se adaptan fácilmente a cualquier entorno por lo que es usual encontrarlas a lo largo y ancho de todos los continentes, exceptuando los Polos y la Antártida.

Entendiendo Qué comen las ratas domésticas, el Género Rattus posee un buen número de especies, donde cada una cuenta con características y costumbres propias. Sin embargo, tienen en común que la mayoría de estas son nómadas y realizan constantes migraciones, lo que explica que hayan acompañado al ser humano en sus recorridos y desplazamientos por el planeta, consolidándose así como animales abundantes y presentes en campos de cultivo, bosques, sabanas, médanos y un sinfín de ecosistemas.

Por lo anteriormente expuesto es de esperarse que estos  roedores casi cosmopolitas no sólo se hayan reproducido eficazmente, sino que han alcanzado una importante diversidad biológica con un buen número de especies, cada una con sus características distintivas, fortalezas y debilidades que les han permitido adaptarse y proliferar en una variedad de entornos, considerándose nocivas, invasoras o plagas en muchas regiones del planeta.

Hablando sobre Qué comen las ratas domésticas, estadísticamente de las 5000 especies de mamíferos, unas 2000 son roedores, a los cuales pertenece el Género Rattus, identificadose entre 56 y 65 especies diferentes, destacando entre ellas la rata parda o de alcantarilla por sus facilidades para subsistir en entornos húmedos y los entramados de las alcantarillas, y la rata negra asociada a varias enfermedades y común en áreas campestres.

Finalmente también resalta la rata doméstica, una variedad de la “Rattus norvegicus”, que marca pauta y se posiciona como una mascota común e incluso, algunos la denotan como rata elegante. La mencionada variedad es reconocida por otras denominaciones relacionadas con su carácter de compañía que la han convertido en una mascota frecuente y por ello se ha despertado el interés en reconocer que comen las ratas domesticas. No obstante, es necesario mencionar que por sus propias características y costumbres es también abandonada en masa.

Características de la rata doméstica

Características de la rata doméstica

La rata domestica pertenecen taxonómicamente al Reino Animalia, Filo Chordata, Clase Mammalia, Orden Rodentia, Suborden Mymorpha, Familia Muridae, Subfamilia Murinae. Si bien la rata domestica posee importantes diferencias físicas y psicológicas con las especies de ratas salvajes, no se encuentran lo suficientemente alejadas desde el punto de vista filogenético, para ser considerada como una especie diferente. Una de sus mayores particularidades es que han sido derivadas genéticamente permitiéndoles una extensa variedad de colores claros, oscuros e incluso llamativos como el azul. A nivel morfológico poseen muchas similitudes con sus parientes así que se adecuan sencillamente a la descripción popular de ratas. Es interesante saber Qué comen las ratas domésticas.

Fisionómicamente las ratas se identifican como roedores de dimensiones promedio que oscilan entre 95 y 250 gramos de peso y 17 a 21 centímetros de longitud, se caracterizan por un cuerpo alargado, esqueleto flexible, grandes ojos, orejas alargadas y una particular cola desnuda o en su defecto con corto o escaso pelo. Así mismo, poseen un pelaje espeso, suave y de colores variables, patas superiores de menor longitud y extremidades traseras más largas, además tienen 20 dedos en total con evidentes pulgares rudimentarios.

Estos individuos en general son buenos trepadores que escalan hasta superficies lisas, grandes saltadores, agiles en el nado e interesantes pero no muy constantes excavadores. De igual forma poseen una reproducción sexual, un coito con una duración menor a tres segundos, un tiempo de gestación aproximado de 30 días y un posterior parto en el que saldrán entre 5 y 25 crías ciegas y desnudas.

Para conocer que comen las ratas domesticas es importante recordar que estas son de alimentación omnívora, lo que significa que se nutren tanto de animales como de plantas, variando desde comida guardada o residuos alimenticios, hasta frutos, raíces, cereales, insectos e incluso carne en descomposición, y no es inusual que los padres se coman ciertas crías ya que el canibalismo está presente en este género. Ahora bien, es cierto que las ratas domesticas llevan una vida más saludable que las salvajes, se conoce que estas comen varias veces al día pero sobre todo en el horario nocturno, en parte gracias a su rápido metabolismo, queda a decisión del dueño si mantener comida en la jaula constantemente o proporcionarla poco a poco según las necesidades del individuo.

Cuidados en la alimentación de una rata doméstica

Qué comen las ratas domésticas

Lo que come una rata doméstica es extremadamente variado, en parte porque históricamente la agilidad de estos individuos y su exponencial población les hacen buscar alimentos sin muchos niveles de exigencia. Su dieta se basa en semillas, frutos secos y cereales como arroz, almendras, restos de pan y maíz. Así mismo, frutas y verduras, las cuales algunos autores recomiendan sean peladas y sin huesos, pepitas o partes duras. Así mismo ciertos investigadores han reportado que no producen por sí mismas la vitamina C, por esta razón se recomienda suministrar alimentos que la contengan como gajos de naranja, toronja, mandarina, fresas o pimentón. Ya sabes Qué comen las ratas domésticas.

De igual forma es importante mantener una fuente de proteína animal desde carne de res o pollo hasta insectos, ya que en estado salvaje la proteína puede provenir incluso de otros miembros del clan. Además en algunas localidades venden preparados o alimentos para roedores que pueden ser de mucha utilidad, destacando también la relevancia que tiene mantenerles constantemente un buen suministro de agua limpia y fresca, ya que esto es vital para que logren alcanzar una buena esperanza de vida, que en promedio es de 3 años, aunque pueden vivir hasta 5 años si mantienen un estilo de vida saludable.

Muchas veces las ratas domesticas son más propensas a padecer problemas de salud y patologías concretas, sobre todo enfermedades no muy comunes en estado salvaje. Cabe destacar que aunque las ratas poseen un carácter sociable y muchas personas las consideran una compañía ideal, estas deben ser cuidadosamente tratadas para evitar problemas de salud que puedan ser trasladados a sus dueños. Es bueno saber Qué comen las ratas domésticas.

Las ratas pueden ser portadoras y transmisoras de múltiples patologías, por esto debe evitarse estar en contacto directo con sus heces u orina, ni cualquier superficie que haya tenido contacto con estos, no se debe ingerir ni tocar ningún alimento o lata que se piense haya estado en contacto directo con el roedor, no inhalar aire contaminado por los desechos de la rata, ni estar con el roedor mientras se poseen heridas abiertas, recibir atención médica si el roedor le ha mordido e incluso se han presentado casos de transmisión de enfermedades por rasguños.

Lo anteriormente mencionado son sólo algunas de las precauciones que se deben considerar al momento de decidir tener una rata como mascota, la mejor recomendación es asesorarse bien con respecto al tema antes de adquirirla, y comprender todos los riesgos que pueden llegar a presentarse, como actuar frente a ellos y en especial de ocurrir un accidente buscar la atención médica necesaria.

Puedes saber más sobre su alimentación aquí.

Conclusión

Las ratas son animales que han tenido un pasado y relación tormentosa con la humanidad, son evidentes las extremas cacerías de ratas que ha realizado el ser humano con el fin de acabar con estos roedores y por ende las enfermedades que pueden llegar a transmitir. Para muchas personas estos individuos no son sus animales favoritos y justifican este planteamiento por motivos asociados a repugnancia, asco e incluso terror o miedo. Sin embargo, no se puede generalizar y miles de personas en el mundo han elegido tener una rata domestica como mascota e incluso las consideran un miembro de su familia, destacando por supuesto las precauciones que se deben tener y el manejo cauteloso de estos animales, ya que por más sociables y amigables que sean, también debe considerarse su participación en la propagación de un número importante de patologías. Saber Qué comen las ratas domésticas es interesante.

Por otra parte, el cuidado del animal y que comen las ratas domesticas son puntos relevantes, en cuanto a la alimentación no hay mucho que decir, ya que gracias al carácter omnívoro de las ratas, estas son capaces de ingerir todo tipos de alimentos, desde insectos, frutos secos, verduras, semillas y material en descomposición, además el canibalismo es común en la vida de las ratas salvajes. Lo que explica que estas no requieran una dieta selecta, y el mejor consejo para su alimentación es que sea balanceada con un suministro adecuado en proteínas y complementada con suficiente agua. También se puede considerar que su metabolismo es muy rápido lo que afecta la dosis y frecuencia de la alimentación, además algunas vitaminas deben ser suministradas con cierta frecuencia mediante fuentes alimenticias como frutas y verduras. Aprende más sobre otros animales en este artículo. Esperamos que hayas aprendido Qué comen las ratas domésticas.

Comparta con familiares y amigos:

Artículos relacionados

Qué hacer con una gata en celo

Qué hacer con una gata en celo

Las enfermedades de transmisión (O enfermedades transmisibles) ocasionan muchas veces una carga de morbilidad o de mortalidad en el continente americano. La cantidad de defunciones debido a una enfermedad de transmisión es alta en comparación con otro tipo de enfermedades. Hoy te enseñaremos sobre las características de las enfermedades transmisibles.
Cuando se trata de la definición de estas enfermedades, su explicación puede ser sencilla y concisa: Enfermedades que podemos transmitir a otras personas. Se pueden transmitir de manera directa o indirecta y no siempre es necesario el contacto físico para contagiar a otra persona con tu misma enfermedad.

Gatos cuando abren los ojos

Gatos cuando abren los ojos

Las enfermedades de transmisión (O enfermedades transmisibles) ocasionan muchas veces una carga de morbilidad o de mortalidad en el continente americano. La cantidad de defunciones debido a una enfermedad de transmisión es alta en comparación con otro tipo de enfermedades. Hoy te enseñaremos sobre las características de las enfermedades transmisibles.
Cuando se trata de la definición de estas enfermedades, su explicación puede ser sencilla y concisa: Enfermedades que podemos transmitir a otras personas. Se pueden transmitir de manera directa o indirecta y no siempre es necesario el contacto físico para contagiar a otra persona con tu misma enfermedad.

Cuantos dientes tiene un perro

Cuantos dientes tiene un perro

Las enfermedades de transmisión (O enfermedades transmisibles) ocasionan muchas veces una carga de morbilidad o de mortalidad en el continente americano. La cantidad de defunciones debido a una enfermedad de transmisión es alta en comparación con otro tipo de enfermedades. Hoy te enseñaremos sobre las características de las enfermedades transmisibles.
Cuando se trata de la definición de estas enfermedades, su explicación puede ser sencilla y concisa: Enfermedades que podemos transmitir a otras personas. Se pueden transmitir de manera directa o indirecta y no siempre es necesario el contacto físico para contagiar a otra persona con tu misma enfermedad.