Síndrome de la Luna de Miel

[kkratings]

Comparta con familiares y amigos:

El síndrome de la luna de miel, común mente conocido como cistitis hace total y absoluta referencia a esa sensación o molestia de ardor que se siente al orinar veinticuatro horas o cuarenta y ocho horas después de tener un contacto de relación sexual con tu pareja, este es hoy en día conocido como síndrome de la luna de miel y es el nombre que se le da a la infección urinaria.

Diversos estudios se han realizado y aunque no se conocen de manera exacta o específica las razones principales por las cuales el sexo favorece la aparición de la cistitis, es muy probable que la fricción provocada durante la relación sexual pueda ayudar a colocar al interior las bacterias que por lo general están presentes alrededor de la salida de la uretra, por lo que cuanto más intenso sea el sexo y con mayor periodicidad se practique, más posibilidades hay de que aparezca este síndrome.

Esta sintomatología denominada hoy en día como síndrome de la luna de miel, es sin duda alguna uno de los malestares pasajeros con una intensidad tenue y suave, pero que en algunos momentos puede provocar fuertes ardores y dolores al orinar, debe sin duda alguna ser controlados con antibióticos para obtener una pronta mejoría.

Existen hoy en día diversas opciones que se pueden adoptar para prevenir este síndrome, además de las variadas y muy útiles recomendaciones por parte de diversos especialistas, para lograr reducir lo más que se pueda esa molesta aparición.

Síndrome de la luna de miel

Síndrome de la luna de miel

Medicamente es además conocido como cistitis postcoital, este síndrome contiene la presencia de infección de orina que tiende a aparecer después de veinticuatro horas de tener relaciones sexuales, en un principio y de acuerdo a sus síntomas puede parecer una enfermedad de transmisión sexual, por lo que se llegan a padecer los síntomas de ardor al orinar pueden ser leves, moderados, de acuerdo entonces a cada organismo.

Los especialistas realizan una serie de recomendaciones cada vez que vas a una consulta con el ginecólogo, pues existen maneras de prevenirlo, aquí algunas recomendaciones de las prevenciones a tomar en cuenta.

Se recomienda inmediatamente después de tener tu relación sexual poder orinar, es de esta manera que puedes lavar la uretra, de manera que puedas expulsar hacia afuera todas las bacterias que pudieran estar allí presentes.

Es muy conveniente además la buena hidratación, el tomar mucha agua permanentemente, el consumo de agua en abundancia y tener el cuerpo hidratado hará que orinemos con frecuencia, pero en especial tomar bastante agua después del sexo logra de manera considerable reducir el riesgo de contraer el síndrome de la luna de miel, debido a que mientras más agua tengamos en nuestra vejiga para expulsar mejor, por lo que se provoca de manera inmediata un incremento o aumento del volumen de orina y de la frecuencia en el orinar.

Además es muy importante tener una buena higiene, debes lavar con agua y jabón íntimo la región genital antes de tener relaciones sexuales, pues veras que esto favorece de gran manera la eliminación de bacterias, pero con moderación, pues el lavado excesivo de los genitales puede tener el efecto contrario, todo esto debido a que la flora vaginal puede verse alterada facilitando de esta forma la presencia de bacterias.

Además es muy recomendable el uso de lubricantes, esta es una muy buena recomendación para todos los casos, es evidente que existan mujeres con problemas de lubricación vaginal, ellas cuentan con un mayor porcentaje de riesgo para contraer una infección urinaria después del sexo, de manera que cuanto menos lubricada esté la mujer en el momento de la penetración, mayor será la fricción durante el sexo y mayores posibilidades existen de colocar bacterias al interior de la uretra, por ello se debe evitar una fricción intensa sin lubricación.

Es supremamente importante que en pareja exista el cuidado, la higiene, además de la comunicación, y es de vital importancia tomar las medidas necesarias para disfrutar del mejor sexo de tu vida, pero tomando en cuenta las medidas necesarias para no sufrir de estos padecimientos posteriormente después de las relaciones, el controlar es clave, el prevenir también. Aprende más de esto aquí.

La bacteria E. coli, la gran protagonista

La bacteria E. coli, la gran protagonista

Es cierto que la cistitis pueda aparecer después de tener sexo, esto debido a que su origen principal es la presencia de bacterias, pues ambas surgen cuando se da la presencia de la bacteria denominada e coli, en un ochenta y cinco por ciento de los casos, afectando la uretra, debido a esto se han realizado diversos estudios que comprueban cada vez más que esta bacteria vive en el intestino en perfecta armonía, el problema empieza cuando la e coli queda afuera del intestino, pues allí reacciona de manera agresiva y dolorosa, provocando la cistitis.

Es allí cuando aparece la cistitis, debido a que esta bacteria coloniza la zona que rodea la vagina y tener más facilidad para penetrar la uretra y llegar hasta la vejiga, produciendo de manera inmediata el síndrome de la luna de miel.

Hay un factor que juega un papel importante en la relación sexual, pues si existe penetración o sexo anal, precisamente antes de la penetración vaginal, esto puede provocar muy fácilmente la migración de bacterias del intestino hacia la vagina logrando de manera rápida y efectiva la aparición de infecciones como esta, diversos estudios ratifican que la penetración anal de lugar a este tipo de cistitis, pues se ha demostrado en el caso de los hombres sexualmente activos, que la uretra llega directamente hacia estas bacterias intestinales, dentro de los síntomas más representativos de la cistitis postcoital o el síndrome de la luna de miel, se caracterizan por dolor durante el sexo, ardor al orinar, se puede presentar además mal olor en la orina y un poco de fiebre.

Con todos estos síntomas y todas las recomendaciones a nivel de cuidados que se deben tomar en cuenta es importante destacar lo conveniente que es tener buen sexo, tomando además las medidas preventivas para superar sus síntomas.

Además la este síndrome de la luna de miel, no está catalogada como una enfermedad, tampoco se asocia a una mala higiene personal de la pareja, aunque sea una infección que es efectivamente facilitada por el acto sexual, se debe asumir con mucha responsabilidad el origen, cuidados y medidas preventivas a fin de tener un equilibrio y tener una excelente calidad de vida, para lograrlo la comunicación en pareja es de vital importancia, pues de esta manera depende que se pueda sobre llevar el tema. 

Además puedes aprender el origen del amor aquí.

Causantes determinantes

Causantes determinantes

Diversos estudios especializados aun no comprueban con exactitud la razón por la cual el sexo facilita la aparición de la cistitis, la causa determinante se debe a la fricción durante la relación, que permite el ingreso hacia adentro de las bacterias que ya están presentes alrededor de la salida de la uretra.

En el caso de las mujeres jóvenes que en la última semana tuvieron relaciones sexuales durante al menos tres días, presentan un riesgo de desarrollar cistitis tres veces mayor, que las mujeres que no han tenido sexo en la última semana, por lo que las mujeres que tienen relaciones sexuales todos los días durante una semana llegan a tener un riesgo nueve veces mayor de presentar una cistitis.

Existen múltiples recomendaciones, como el orinar después de una relación sexual, el tomar abundante agua que ayudara a expulsar bacterias y toxinas del organismo, además el uso de lubricantes para que la fricción durante el sexo no sea tan fuerte, estudios recomiendan también el consumo de vitamina c, lo que puede ayudar a prevenir su aparición.

Es importante que exista una buena comunicación en pareja, una buena armonía durante la relación, además es muy recomendable que exista una impecable higiene, es vital para la relación.

El consumo de abundante agua, es decir que puedas consumir mucha agua y mantener el organismo hidratado es de vital importancia, con la firme intención de que se eliminen permanentemente todas las toxinas que acumula nuestro organismo, que muchas veces no son expulsadas precisamente porque no hay consumo de agua.

Es vital la hidratación, además es de vital importancia el consumo de vitamina c, pues gracias a la vitamina c se pueden evitar ciertos malestares como la cistitis, que sin duda se pueden presentar después de una relación, pero con menores molestias, por lo que es recomendable contar siempre con este tipo de vitaminas que permitirán que las molestias debido a la cistitis sean menores.

La comunicación con tu pareja es ideal, es de vital importancia pues de allí dependerá el superar entre los dos estas molestias, cuando hay comunicación y confianza se pueden superar muchas cosas, entre ellas este síndrome de la luna de miel, por lo que esta no puede faltar dentro de la relación.

La higiene, los cuidados, el consumo de vitamina c y el consumo además de abundante agua, logrará que todo marche súper bien a nivel de salud y en la relación.

Conclusión

Algunos especialistas recomiendan el consumo de antibióticos después de la relación, otros recomiendan el constante consumo de vitamina c, para evitar la repetición constante del ardor al orinar, el consumo además de abundante agua, acompañada a una buena higiene, para evitar de manera determinante que se desarrollen con frecuencia más sintomatología como esta, claramente asociadas con la ocurrencia de relaciones sexuales, por ello es importante y no está de más una consulta con el médico especialista para tomar las medidas preventivas necesarias, a fin de superar el síndrome de la luna de miel.

Esta no está catalogada como una enfermedad de transmisión sexual, simplemente es una sensación que se puede producir por la presencia de la e coli, que es una bacteria que está alojada en nuestro intestino y que es determinante y podría traer esta afección si se aloja en otras zonas como en la uretra, provocando ardor al orinar, por ello se recomienda el consumo controlado de antibióticos, o abundante agua o vitamina c, para prevenir su aparición.

La buena higiene, la buena comunicación con la pareja, el gozar de múltiples lubricantes para el disfrute de una buena relación sexual, además del consumo de vitamina c y mantener el organismo hidratado de manera permanente, lograra que esta sintomatología, que puede variar según el caso transformándose de una cistitis leve a intensa sea superada de manera permanente, una relación sexual es de dos, y los dos evidentemente pueden verse perjudicados, por lo que se recomienda comunicación, amor y pasión.

Comparta con familiares y amigos:

Artículos relacionados

Crisis hipertensiva que hacer

Crisis hipertensiva que hacer

Las enfermedades de transmisión (O enfermedades transmisibles) ocasionan muchas veces una carga de morbilidad o de mortalidad en el continente americano. La cantidad de defunciones debido a una enfermedad de transmisión es alta en comparación con otro tipo de enfermedades. Hoy te enseñaremos sobre las características de las enfermedades transmisibles.
Cuando se trata de la definición de estas enfermedades, su explicación puede ser sencilla y concisa: Enfermedades que podemos transmitir a otras personas. Se pueden transmitir de manera directa o indirecta y no siempre es necesario el contacto físico para contagiar a otra persona con tu misma enfermedad.

Es bueno el limón para la diarrea

Es bueno el limón para la diarrea

Las enfermedades de transmisión (O enfermedades transmisibles) ocasionan muchas veces una carga de morbilidad o de mortalidad en el continente americano. La cantidad de defunciones debido a una enfermedad de transmisión es alta en comparación con otro tipo de enfermedades. Hoy te enseñaremos sobre las características de las enfermedades transmisibles.
Cuando se trata de la definición de estas enfermedades, su explicación puede ser sencilla y concisa: Enfermedades que podemos transmitir a otras personas. Se pueden transmitir de manera directa o indirecta y no siempre es necesario el contacto físico para contagiar a otra persona con tu misma enfermedad.

Qué hacer si estas mareado

Qué hacer si estas mareado

Las enfermedades de transmisión (O enfermedades transmisibles) ocasionan muchas veces una carga de morbilidad o de mortalidad en el continente americano. La cantidad de defunciones debido a una enfermedad de transmisión es alta en comparación con otro tipo de enfermedades. Hoy te enseñaremos sobre las características de las enfermedades transmisibles.
Cuando se trata de la definición de estas enfermedades, su explicación puede ser sencilla y concisa: Enfermedades que podemos transmitir a otras personas. Se pueden transmitir de manera directa o indirecta y no siempre es necesario el contacto físico para contagiar a otra persona con tu misma enfermedad.