Un estudio revela el paisaje de Stonehenge antes del mundialmente famoso monumento

Comparta con familiares y amigos:

Cuatro mil años antes de que se construyera Stonehenge, la tierra dentro del sitio del Patrimonio Mundial estaba cubierta por bosques abiertos, con claros parecidos a prados, habitados por animales de pastoreo y cazadores-recolectores, según una nueva investigación de la Universidad de Southampton.

Los científicos que exploran Blick Mead, un sitio arqueológico mesolítico dentro de un área de manantial de tierra caliza a una milla de las icónicas piedras verticales, han encontrado evidencia de que la tierra no estaba cubierta por bosques de dosel denso y cerrado durante el último período mesolítico, como se había pensado previamente. Más bien, estaba parcialmente arbolado y poblado por uros (ganado vacuno), ciervos rojos, alces y jabalíes, lo que lo convertía en un buen coto de caza para los humanos que vivían de la tierra de forma oportunista, antes de la llegada de los primeros agricultores.

El investigador principal, Samuel Hudson, de Geografía y Ciencias Ambientales en Southampton, explica: “Ha habido un estudio intensivo de la Edad del Bronce y la historia neolítica del paisaje de Stonehenge, pero se sabe menos sobre períodos anteriores. La integración de evidencia recuperada de excavaciones anteriores en Blick Mead, junto con nuestro propio trabajo de campo, nos permitió comprender más sobre la flora y la fauna del paisaje antes de la construcción del posterior complejo de monumentos de fama mundial.

“Las teorías anteriores sugieren que el área estaba densamente arbolada y se despejó en períodos posteriores para la agricultura y la construcción de monumentos. Sin embargo, nuestra investigación apunta a habitantes preneolíticos, cazadores-recolectores, que vivían en bosques abiertos que albergaban uros y otros herbívoros”.

El equipo de investigación analizó polen, esporas de hongos y rastros de ADN conservados en sedimentos antiguos (sedaDNA), combinados con luminiscencia estimulada ópticamente (OSL) y datación por radiocarbono para producir una historia ambiental del sitio. Usando esta evidencia, construyeron una imagen del hábitat en el área desde el Mesolítico posterior (5500 a. C.) hasta el período Neolítico (desde el 4000 a. C.).

El estudio indica que las poblaciones mesolíticas posteriores en Blick Mead aprovecharon las condiciones más abiertas para explotar repetidamente grupos de grandes ungulados (mamíferos con pezuñas), hasta que se produjo una transición a agricultores y constructores de monumentos. En cierto sentido, el terreno fue preadaptado para la posterior construcción del monumento a gran escala, ya que no requirió la tala de bosques, debido a la presencia de estos hábitats abiertos preexistentes. Los investigadores sugieren que hubo continuidad entre los habitantes de las dos épocas, que utilizaron la tierra de diferentes maneras, pero entendieron que era un lugar favorable.

Los hallazgos del equipo de Southampton, que trabaja con colegas de las universidades de Buckingham, Tromsø y Salzburg, se publican en la revista PLOS ONE.

Los científicos planean una mayor exploración de la historia mesolítica de esta área, que esperan comenzar a fines de este año.

Fuente de la historia:

Materiales proporcionados por Universidad de Southampton. Nota: el contenido se puede editar por estilo y longitud.

Comparta con familiares y amigos:

Artículos relacionados

Célula solar 1-Sun de mayor eficiencia

Célula solar 1-Sun de mayor eficiencia

Investigadores del Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL) del Departamento de Energía de EE. UU. crearon una célula solar con una eficiencia récord del 39,5 % bajo iluminación global de 1 sol. Esta es la celda solar de mayor eficiencia de cualquier tipo,...

Los microbios pueden degradar los PFAS más resistentes

Los microbios pueden degradar los PFAS más resistentes

Los ingenieros de UC Riverside son los primeros en informar la descomposición selectiva de una clase particularmente resistente de PFAS llamada ácidos carboxílicos fluorados (FCA) por microorganismos comunes. En condiciones anaeróbicas, un doble enlace carbono-carbono...