Vida de las moscas

5/5 - (1 voto)

Comparta con familiares y amigos:

5/5 - (1 voto)

Las moscas son organismos que cuentan con importantes ventajas reproductivas, las cuales le han permitido posicionarse como uno de los insectos más abundantes en el planeta, su población crece de forma exponencial, una mosca hembra adulta tiene capacidades para producir miles de huevos a lo largo de su vida. Hablaremos hoy sobre la vida de las moscas.

Estos insectos han tenido una relación complicada con los seres humanos, ya que juegan un papel fundamental en la transmisión de ciertas enfermedades, por ejemplo, la fiebre tifoidea cobra más de 100.000 vidas al año, en especial en la región africana. Las moscas constituyen un vector biológico, es decir, un agente animal o microorganismo, que es transportador, transmisor o que tiene importancia en el ciclo de vida de un agente patógeno, capaz de propagarlo por picadura, mordedura, orina o heces al ser humano u otros animales.

Está comprobado que son transmisores de virus, bacterias, espiroquetas, rickettias, hongos, protozoarios y numerosos helmintos, por lo cual es frecuente que se reporten pérdidas económicas, al ser causantes de la disminución del rendimiento de productos y subproductos de origen animal.

No obstante, la realidad es que este particular insecto constituye como cualquier otro ser vivo, una pieza importante en el balance del ecosistema y en la cadena alimenticia. La vida de las moscas, está marcada por su relevante labor como polinizadores de una extensa cantidad de vegetales y descomponedores de la materia orgánica, así mismo representan una fuente de carbono y energía para otros animales.

FISIONOMÍA Y CARACTERÍSTICAS DE LAS MOSCAS

Fisionomía y características de las moscas

El término “mosca” es el nombre común que ha utilizado el ser humano, para agrupar un conjunto de especies de insectos que cumplen con ciertas características físicas. Taxonómicamente pertenecen al Reino Animalia, Filo Artrópoda, Clase Insecta, Orden Díptera, Familia Muscidae, Subfamilia Muscinae, Tribu Muscini, y Género Musca, este último agrupa distintas especies extendidas en el planeta. Sin embargo, la más común es la mosca doméstica, se estima que contando los ejemplares de todas las especies, existen 17 millones de moscas por cada ser humano.

Con base a lo anteriormente expuesto, se reconoce que la mosca pertenece al Orden de los Dípteros, categoría donde se agrupan los insectos que poseen dos alas en vez de cuatro y son generalmente membranosas, así mismo poseen halterios que funcionan como giróscopos. Además de las moscas, también se consideran dípteros los mosquitos, típulas y tábanos, conformando aproximadamente 160.000 especies en total.

Fisionómicamente el cuerpo de las moscas se divide en tres partes principales: cabeza, tórax y abdomen, en la parte superior de la cabeza se encuentran dos ojos compuestos y tres ojos simples denominados ocelos. De acuerdo a muchos autores, estos le otorgan una visión más básica y disminuida que la humana, no obstante, los ojos compuestos están integrados por múltiples celdillas que le ofrecen una resolución angular de casi 360°, con menor calidad (resolución espacial) y poca diferenciación de colores (resolución espectral), características que representan un elemento importante en la vida de las moscas.

De igual forma, cuentan con antenas que desempeñan funciones sensoriales especialmente táctiles y además constituyen el componente principal de su olfato. Su aparato bucal le permite lamer, succionar, perforar, vomitar e incluso morder, algunas especies poseen adaptaciones para adecuarse a su carácter hematófago, es decir, que se alimentan de sangre de otros seres vivos o incluso humanos

Miden aproximadamente entre 5 a 8 mm de longitud, variando con la especie, sexo y con la etapa en la cual se encuentre el individuo. Su cuerpo y patas están llenos de vellos y una extensa cantidad de sedas sensoriales, las cuales les facilitan saborear, sentir y oler, es decir, que degustan cada superficie que pisan y cuando se sienten atraídas bajan la cabeza. En la parte superior del tórax, junto a sus cuatro bandas oscuras características, se encuentran sus dos alas, y en la parte inferior están sus patas, las cuales tienen una almohadilla adherente que favorece el agarre y las capacita para caminar sobre superficies lisas, muy inclinadas e incluso boca abajo.

Por último, su abdomen es la sección posterior de su cuerpo, las hembras son usualmente más grandes que los machos y una vez adultas poseen el abdomen más prominente, ya que es ahí donde guardan los huevos preparados para la fertilización, de igual forma existen otras marcadas diferencias fisionómicas entre ambos sexos.

CICLO DE VIDA DE LAS MOSCAS

Ciclo de vida de las moscas

Inicialmente se pensaba que las moscas se generaban de forma espontánea en el material putrefacto, hasta que el médico y fisiólogo italiano Francesco Redi expuso que los insectos provienen de vida preexistente. Actualmente se conoce que las moscas cumplen un ciclo de vida que consta de cuatro grandes fases: huevo, larva, pupa y adulto, el tiempo de desarrollo, comportamiento y tamaño en cada etapa varía de acuerdo a la especie.

La reproducción ocurre de forma sexual en la vida de las moscas, el macho realiza un cortejo sonoro para incitar a la hembra al apareamiento, una vez producida la fecundación vendrá la puesta de huevos, la cantidad varía de acuerdo con la especie, generalmente una hembra adulta de mosca domestica puede depositar entre 100 y 150 huevos en cada postura y puede realizar varias hasta llegar a los 600 huevos, estos poseen una forma elíptica, color blanco y tamaño aproximado de 1 mm. Las distintas especies seleccionan lugares y condiciones favorables para depositar sus huevos, usualmente las hembras escogen restos en descomposición, para que una vez que los huevos eclosionen puedan alimentarse de residuos de naturaleza diversa.

Al cabo de unas horas de la ovoposición, entre 12 a 24 horas, los huevos eclosionan y pasan a la etapa de larvas, estás son comúnmente llamadas gusanos y se caracterizan por no tener ojos y poseer un cuerpo alargado de colores pálidos, con una longitud de entre 10 y 12 mm. En esta etapa los individuos requieren de un suministro abundante de carbono y energía para desarrollarse y evolucionar correctamente.

Posteriormente se recubren de una cápsula de color más oscuro e inicia una etapa denominada pupa o crisálida, en la que el ser vivo muestra poca actividad, ni se alimenta ni se desplaza, representa un proceso de modificación y cambios morfológicos conocido comúnmente como metamorfosis, el cual puede durar hasta 26 días. La cápsula le suministra protección, permite que se conformen las alas y patas, y se desarrolle la estructura anteriormente comentada de abdomen, tórax y cabeza, una vez concluida esta etapa avanzan finalmente a su fase adulta, también conocida como imago.

Los insectos que cumplen las siguientes fases evolutivas: embrión o huevo, larva, pupa o crisálida e imago o adulto, se denominan “holometábolos” y agrupan organismos como mariposas, polillas, abejas, entre otros. Mira más datos sobre las moscas aquí.

IMPORTANCIA DE LAS MOSCAS

Importancia de las moscas

La esperanza de vida en las moscas, varía de acuerdo a la especie y las condiciones del entorno donde se desarrolle, como el clima, temperatura, acceso a alimentos, y la actividad que realice. El ciclo de vida de una mosca es muy variable y se desarrolla usualmente en un periodo de 15 a 25 días, cabe destacar que una mosca en condiciones de vida óptimas puede mantenerse hasta 60 días. La vida de las moscas se ve directamente afectada por los seres humanos, en muchos aspectos están sometidas a condiciones complicadas propias del contexto civilizado, si una mosca adulta no consigue alimento ni azúcar, esta morirá en 2 o 3 días.

A pesar de tener una relación tormentosa con los seres humanos, las moscas juegan un papel importante en el equilibrio biológico del planeta, estas desempeñan una destacada actividad polinizadora, son importantes descomponedores de la materia orgánica y además proporcionan alimento a los niveles superiores en la cadena alimenticia, es decir, aquellos animales que se sustentan de ingerir insectos.

Su papel polinizador para el ecosistema, se basa en que las moscas en estado adulto son muy móviles y se posan continuamente en distintas flores, es ahí cuando el polen se adhiere a las vellosidades del cuerpo y las almohadillas de sus patas, de allí se va desprendiendo cuando estas se posan en otras flores o con el simple vuelo, produciendo así la polinización de una extensa cantidad de especies vegetales. Cabe destacar, que las abejas siguen siendo las principales polinizadoras, pues al alimentarse del polen son eficientes en esta labor.

De igual manera, las moscas forman parte de la cadena alimenticia y juegan una importante labor como descomponedores de la materia orgánica, lo que influye en la circulación de ciertos elementos químicos, al favorecer el paso de los componentes de la forma orgánica a la inorgánica. Estos insectos en su etapa de larvas, son saprófagos, es decir, que su fuente principal de alimento es el consumo de masa animal o vegetal en proceso de descomposición, se sustentan de cadáveres, restos de hojas y heces. Se conoce además que algunas especies ayudan a combatir la población de ciertas plagas como ácaros, chinches y pulgas, este no es un trabajo tan reconocido ya que no lo hacen todas las moscas.

No obstante, las moscas transportan ciertos microorganismos que difunden parásitos y enfermedades a otros animales e incluso a los seres humanos, desde irritación ocular hasta cólera y fiebre tifoidea. Según la Organización Mundial de la Salud, se contagian de fiebre tifoidea entre 11 y 20 millones de individuos al año, de los cuales fallecen entre 128.000 y 161.000.

¿Sabes qué come el colibrí? Averigualo aquí.

Conclusión

Las moscas son insectos fascinantes que poseen una población muy numerosa, se reproducen de forma masiva, pertenecen a la clase de los insectos y al orden de los dípteros, con distintas especies conformadas por individuos que varían en tamaños, coloración, número de huevos en la ovoposición y fuente de alimento. Desde moscas frugívoras hasta hematófagas, es decir, que se alimentan de la sangre de otros seres. Sin embargo la especie más común, es la mosca domestica (Musca doméstica) que puede adaptarse a una gran diversidad de condiciones físico naturales y se alimenta principalmente de materiales en grado variable de descomposición y restos alimenticios.

Estos animales poseen una estructura corporal de cabeza, tórax y abdomen, la vida de las moscas dura en promedio de 15 a 25 días, valores muy variables de acuerdo a las condiciones que enfrente el insecto, desde el clima y temperatura hasta el acceso a alimentos y la actividad que realice. La vida de las moscas cumplen con 4 etapas básicas: huevo, larva, pupa y adultez, es un proceso complejo que incluye cambios de forma conocidos como metamorfosis.

En cada una de las fases de su ciclo vital, los individuos participan activamente en el equilibrio de los diferentes ecosistemas, por ejemplo, en su etapa de larvas o gusanos son importantes descomponedores de la materia orgánica, ya que las hembras ponen huevos en acumulaciones de residuos para proporcionarle nutrientes a las larvas durante el proceso de crisálida. De igual forma, se conoce que en su etapa adulta son grandes polinizadores y fuente de energía para otros organismos en la cadena trófica. Aun así es importante resaltar, que estos organismos desempeñan un importante rol como vectores biológicos de ciertas enfermedades, generando pérdidas económicas por disminución del rendimiento en las explotaciones ganaderas.

Comparta con familiares y amigos:

Artículos relacionados

Arañas rojas minusculas en casa

Arañas rojas minusculas en casa

Las enfermedades de transmisión (O enfermedades transmisibles) ocasionan muchas veces una carga de morbilidad o de mortalidad en el continente americano. La cantidad de defunciones debido a una enfermedad de transmisión es alta en comparación con otro tipo de enfermedades. Hoy te enseñaremos sobre las características de las enfermedades transmisibles.
Cuando se trata de la definición de estas enfermedades, su explicación puede ser sencilla y concisa: Enfermedades que podemos transmitir a otras personas. Se pueden transmitir de manera directa o indirecta y no siempre es necesario el contacto físico para contagiar a otra persona con tu misma enfermedad.

Luna más grande del sistema solar

Luna más grande del sistema solar

Ganímedes es la más grande de las lunas de Júpiter, además es la más grande del sistema solar con un diámetro de cinco mil doscientos sesenta y dos kilómetros, aproximadamente tres mil doscientas ochenta millas, por lo que si Ganimedes orbitase alrededor del sol en vez de hacerlo alrededor de Júpiter, esta podría ser clasificada como un planeta, al igual que Calisto, Ganimedes está compuesto de un núcleo rocoso con un manto de agua y hielo y una corteza de roca y hielo, además el manto de Ganimedes está compuesto probablemente de hielo y silicatos, su corteza es una gruesa capa de agua congelada. Te hablaremos sobre la Luna más grande del sistema solar.

Misterio del triángulo de las bermudas

Misterio del triángulo de las bermudas

Desde mediados del siglo pasado se empezó a hablar de las desapariciones de barcos y aviones en el Triángulo de las Bermudas, son muchas las investigaciones y teorías que se realizan permanentemente algunos especialistas afirman que las responsables de las catástrofes sucedidas en el triángulo de las bermudas serían unas olas gigantes que pueden superar los 30 metros de altura, son una especie de olas relámpago que duran muy poquitos minutos pero debido a sus características son capaces de hundir rápidamente grandes buques y aviones, que desaparecerían sin dejar rastro, su origen estaría en las violentas tormentas que se forman en esta zona del océano. Te hablaremos sobre el Misterio del triángulo de las bermudas.