La higiene y la belleza siguen en declive en los supermercados de Francia, según NielsenIQ

Comparta con familiares y amigos:

Con 62% de categorías bajas en 2021 y los ingresos disminuyeron un -4,9% en comparación con 2020 en las grandes y medianas tiendas de alimentación (supermercados), el sector de la higiene y la belleza consigue, no obstante, renovarse gracias al comercio electrónico y a los canales especializados y apostando masivamente por la Tendencia “orgánico, bueno para mí y para el planeta”.

Ciertas categorías contribuyen particularmente a las pérdidas del sector. Los desodorantes (-55 millones de euros), los productos de peinado (-32 millones) o incluso las cuchillas y afeitadoras (-25 millones), el maquillaje de labios (-22 millones) y los productos faciales (-18 millones), muestran las mayores pérdidas.

Este descenso estructural (la facturación del departamento ha caído un 12% desde 2013, según Nielsen) continuó (excluyendo mascarillas y primeros auxilios) con motivo de la crisis sanitaria de la COVID-19 a pesar del descenso limitado en los supermercados en general durante este periodo (- 1,5% entre 2019 y 2021). De manera general, El 62 % de las categorías de productos de belleza e higiene han bajado en 2021 respecto a 2020. Nebulizadores (-42,2%), primeros auxilios (-26,7%) y jabones (-15,8%) muestran los mayores porcentajes de pérdidas.

Finalmente, según NielsenIQ, El 76% de las categorías de belleza e higiene vieron disminuir el tamaño de sus clientes en 2021 en comparación con 2020 y el 52% de ellos vieron disminuir su consumo en el mismo período. Si bien el 69% de la pérdida de facturación proviene de los hogares familiares, el instituto de investigación señala que los efectos de la crisis podrían prolongarse en la medida en que los teletrabajadores hayan reducido sus compras en términos de higiene y belleza el doble que el francés medio.

competencia intensificada

En este contexto desfavorable, algunos jugadores se las arreglan, no obstante, para defenderse, como es el caso, señala NielsenIQ, de pequeñas empresas en el sector de la higiene y la belleza, que siguen ganando cuota de mercado mientras los grandes colectivos sufren. Sólo Procter & Gamble avanza con un aumento de facturación de 42 millones de euros entre 2020 y 2021 y 84.000 nuevos hogares incorporados en la estantería (cuando el 85% de los fabricantes pierden alguno).

Sobre todo, la competencia se está intensificando en el departamento de salud y belleza para los grandes minoristas, a través del comercio electrónico y las tiendas de descuento. En 8 años, los hipermercados han perdido 6 puntos de cuota de mercadosolo NielsenIQ.

Parte de la facturación se ha trasladado así al comercio electrónico, que aumentó en 210 millones de euros (incluidos 84 millones en entrega a domicilio) durante el período 2019/2021, mientras que en el mismo período, la facturación de hiper y supermercados cayó en 365 millones de euros. .

Cabe señalar que los e-commerce especialistas en higiene y belleza siguen royendo cuota de mercado a los e-commerce generalistas, pasando del 33,8% al 35% de cuota de mercado entre 2019 y 2021, mientras que el e-commerce -comercio general- cae del 66,2% al sesenta y cinco%.

Al mismo tiempo, Lidl, Action y Aldi también lo están haciendo bien con un aumento en la facturación de 84 millones de euros, las tiendas de descuento en su conjunto muestran un dinamismo innegable (+13,4% en valor de compras de los hogares franceses en Action, Normal, GiFi, La Foirfouille, etc.), al igual que las tiendas de belleza (+48,8% en Sephora, Marionnaud, etc.).

Hacia adentro vía bio / natural

Interrumpida en los supermercados por el contexto (crisis sanitaria, inflación), expectativas cambiantes (ejemplos: forma sólida, menos envases, orgánico, transparencia de la información, etc.) y canales de consumo alternativos (e-commerce y circuitos especializados en particular), la higiene y el sector de la belleza se esfuerza por dar respuesta a través de la innovación a las nuevas expectativas de los consumidores.

En los últimos años, los fabricantes han multiplicado los lanzamientos de productos más naturales y eco-responsables (formatos sólidos, sin aditivos, productos con menos envases, transparencia de la información).

« Alors que l’inflation s’installe, il y a un risque de dé-priorisation de la part des consommateurs qui sont et seront à la recherche d’économies en 2022. Face aux circuits spécialisés et au e-commerce, et dans le contexte accru de télétravail par rapport à la période pré-Covid, l’innovation sera un facteur clé pour justifier un prix plus premium aux yeux de Français qui, au moins pour une partie, restent prêts à payer plus cher quand le jeu en vaut la chandelle, tout en répondant au mieux aux nouvelles tendances et attentes des consommateurs, tandis que la promotion, dans un contexte toujours aussi fort de péréquation commerciale en magasin, sera un moyen pour regagner en compétitivité »,commente Emmanuel Fournet, Customer Success Leader chez NielsenIQ Francia.

Comparta con familiares y amigos:

Artículos relacionados